La pareja de artistas se encuentra en la recta final del embarazo y el nombre de la beba es una intriga internacional, pero ni Katy ni Orlando lo tienen decidido aún.

Katy Perry (35) y Orlando Bloom (43) se encuentran en la recta final, esperando la llegada de su primera hija juntos. La cantante contó en una nota radial que esperarán a que su hija nazca y decidirán el nombre a partir del primer contacto visual

“Todavía tenemos que decidir específicamente el nombre porque creo que tenemos opciones y ella nos lo dirá”, comentó Katy. “La miraré y diré ‘oh sí, sí, eres eso”, contó en una entrevista emitida por Mix 104.1.

Katy y Orlando contaron que están muy ansiosos por conocer la cara de su bebé. La cantante estadounidense anunció su embarazo poco antes de que se decretase la crisis del coronavirus. Durante el confinamiento ha ido contando a sus seguidores la montaña rusa de sentimientos que fue experimentando en sus días de aislamiento.

Pese a que nunca se había imaginado vivir esta experiencia así, Katy ha intentado no perder la sonrisa ni un instante y ha hecho videos para sus seguidores muy divertidos, disfrazándose de papel higiénico y de gel desinfectante.

Una felicidad que se vio empañada cuando la pareja de artistas se vio obligada a aplazar su boda, que se iba a celebrar en Japón. «Katy estaba realmente emocionada (acerca de la posibilidad de) caminar hacia el altar embarazada», contó una fuente cercana a la pareja a la revista People. Sin embargo, ante la posibilidad de que el coronavirus causara problemas a sus 150 invitados, ambos decidieron posponerla.

La cantante y el actor se conocieron en el año 2016, en una fiesta posterior a los Globos de Oro, pero el amor entre ellos surgió gracias a una divertida anécdota que Katy comentó durante una entrevista con el presentador estadounidense Jimmy Kimmel.

“Nos unieron unas hamburguesas. Yo estaba sentada en una mesa con Denzel Washington en la ceremonia y él se acercó y agarró una. Al principio le dije: ‘Quieto ahí’, pero entonces me di cuenta que era muy lindo y pensé: ‘Bueno, puede quedársela’. Más tarde me lo volví a encontrar en una fiesta y le pregunté qué tal le habían sentado los aros de cebolla. Él me respondió rápidamente: ‘Me gustas mucho’, y el resto ya es historia”.

View this post on Instagram

double tap if you’re in the #drfauci gang ????

A post shared by Orlando Bloom (@orlandobloom) on