Tras el fuerte debate que se armó cuando Jimena Barón publicó un video bailando en ropa interior al lado de su hijo Momo, de cinco años, la actriz y cantante regresó a Instagram, ya que durante la polémica decidió alejarse de las redes y suspender también su cuenta de Twitter.

«Les deseo una vida sin violencia. Les deseo mucho amor, en exceso, para compartir, que les hagan mimos, que se dejen mimar. Les deseo mucha pero mucha libertad, reglas nuevas, personalizadas, propias, que les quepan perfectas y les luzcan mejor que a nadie«, comenzó agradeciendo Jimena para celebrar la llegada del 2020 con sus más de seis millones de seguidores.

«Les deseo verdad, que a veces duele pero la verdad nunca puede estar mal pues es lo único real. Vivan de verdad, eso les deseo«, remató en referencia al último escándalo del 2019, que parece ya haber quedado atrás.