Entrevista con Juan Pablo Guazzardi

Juan Pablo Guazzardi es argentino, pero lleva un tiempo trabajando en México como actor y modelo. Esta semana comenzó a filmar una serie en Televisa, y por suerte no para de trabajar. Además está próximo a estrenar “Tóxiques Anónimes“, que consta de 12 historias cortas reales llevadas a la ficción. En esta entrevista con News Digitales el joven adelanta este proyecto, planifica su futuro; y se la juega hablando de la ficción nacional en nuestro país.

News Digitales: – ¿Cómo te preparas para el estreno?

Juan Pablo Guazzardi: – ¡Estoy muy ansioso! Particularmente a mi no me gusta verme nunca en nada de lo que hago. Las obras de teatro que hice y están filmadas nunca las vi, confío en que el director me diga si está bien o mal. Yo de verdad soy muy destructivo conmigo mismo, muy autocrítico para mal; y aprendí que como no puedo manejar eso, directamente no me veo. Es un excelente proyecto audiovisual y estoy ansioso por cómo lo va a recibir el público, porque son unas lindas historias.

ND: – ¿En qué consiste tu personaje?

JPG: – Soy un gigoló. Una persona a la que le pagan para que se acueste con una mujer. La historia se basa en que yo estoy en un bar tipo antro, veo a esta mujer y pegamos onda. Tomamos algo y me la termino levantando. Ella es casada, y hace mucho que no tiene sexo con su marido, de hecho nunca tuvieron. Sin spoilear mucho te puedo adelantar que quién me termina pagando es el propio marido que quiere que ella sea feliz.

Juan Pablo Guazzardi

ND: – ¿Cómo fue dejar Argentina para ir en busca de tu sueño?

JPG: – ¡Dificilísimo! Y cada vez se hace más difícil. Cada vez uno necesita más a su familia, a sus amigos, a sus afectos. Acá estoy muy acostumbrado a trabajar con ciertos directores y compañeros, pero en cuánto a lo personal, yo soy muy familiero, me gusta mucho estar con mis padres, con mis hermanos, con mis perros. La situación socioeconómica de Argentina me empujó, y estoy agradecido de haberme ido con trabajo. Todo el 2019 trabajé muy bien, así que en lo laboral no lo sufrí porque no tuve que buscar nada. Lo sufro en lo personal y mucho. Si bien acá tengo mi pareja y estoy formando mi familia y tengo amigos, no es lo mismo abrazarme con Fernando mi mejor amigo después del estreno o ver crecer a su hija.

ND: – ¿Cómo tomas a la distancia, que en el último tiempo en nuestro país los actores tuvieron que cantar, cocinar y bailar en televisión?

JPG: – Uno se tiene que reinventar todo el tiempo, y eso lo demostró la pandemia. Hay que ir en búsqueda de otras cosas, y yo creo que un actor es todo terreno. Un actor tiene que saber dirigir, conducir, cantar, bailar, saber de iluminación, etc. Yo en mi vida me vivo reinventando. Daría mi vida por el teatro, pero tuve que salir a cantar, trabajar en un restaurante para pagar mis estudios, y hasta bailé con Daniel Agostini.

Coronavirus en Argentina: murieron otras 54 personas en la semana en Argentina 

ND: – ¿Cómo evaluás las últimas producciones nacionales en materia de ficción?

JPG: – Las ficciones nacionales son siempre iguales. No sé cómo serán las nuevas porque estoy acá hace cuatro años, pero si sigue siendo así, son todas iguales. Siempre vi lo mismo: mismos actores e historias similares, ojala que haya cambiado, hay mucha gente talentosa y no famosa.

ND: – ¿Qué te parece que las figuras del mundo del espectáculo tengan que vender contenido erótico para subsistir?

JPG: – Cada uno vive su sexualidad, su cuerpo y su desnudez como más les guste. Si lo hacen, es porque lo hacen para alguien que paga, no hay oferta sin demanda. Me alegra mucho que puedan hacerlo, yo particularmente no lo haría, pero no juzgo a quién lo hace.