Así es Mamma mía con Flor Peña como protagonista

El exitoso musical Mamma Mia“, que curiosamente hizo su presentación en Carlos Paz durante el verano, ahora llegó al Teatro Coliseo de Buenos Aires con Florencia Peña a la cabeza, y un talentoso elenco. Es mucho más que una obra de teatro, mucho más que un espectáculo, es una fiesta teatral desde el ingreso a la sala. Son dos horas y cuarto de alegría, canciones y pura energía. La banda de sonido de varias generaciones se ve reflejada en la mirada de emoción de los más grandes, y del brillo propio que traen los más chicos.

Mamma mía

Si bien el exquisito libro es de Catherine Johnson, la adaptación está hecha por Marcelo Kotliar, y se ve en todo momento la mano del gran Ricky Pashkus en la dirección general. ABBA tiene un sinfín de éxitos que aparecen todos y cada uno de ellos en los dos actos del musical. Un acierto total de producción es que las canciones estén en español, pero el estribillo sea exactamente igual a como suena la versión original, por ejemplo en “Dancing Queen“, para que la platea pueda cantar de principio a fin.

El trabajo de Flor Peña es insuperable, si bien el personaje le viene como anillo al dedo, se ve hipnótica en escena. Es de público conocimiento que se mueve como pez en el agua en la comedia, pero la artista se para frente al gran público y hace un solo espectacular con “Va todo al ganador” donde más de uno se sorprende de lo bien que canta. Del baile ni hablar, lo hace a la par del ensamble que tan bien está durante toda la función y como suele pasar, son los que menos se valoran.

Malena Ratner está angelada, es la verdadera revelación del show: le aporta ternura, frescura y talento. Junto con El Purre, tienen la combinación perfecta de carisma y energía. De Jose Giménez Zapiola poco se puede decir que no se sepa, cada vez que pisa un escenario lo da todo, y en esta oportunidad no falla, se entrega a la desopilante historia de amor juvenil del espectáculo y brilla en cada escena. Alejandro Paker es sinónimo de musical, su participación en “Mamma mía” es maravillosa y cautiva a sus fieles seguidores.

Leo Bosio es disfrute puro generando una química con Flor muy a favor de la obra, y destacándose en un rol tan difícil como genial. Lula Rosenthal y Alejandra Perlusky son maravillosas por separado, pero aún mejores juntas. Dos reinas del género que disfrutan y se divierten siendo las compañeras de Donna, y aportando la parte disparatada y necesaria de la obra. Pablo Silva completa el staff masculino de “Mamma mía” sumándole presencia escénica y profesionalidad a un hermoso viaje en donde la buena vibra es el motor principal.

Manuel Difrancesco, Martin Rodríguez, Agustín Ferraris, Gianfranco Bisutti, Lázaro Balista, Fede Rampello, Jose Della Rosa, Cata Alava, Dalila Cheb, Martu Loyato, Camila Damiani, Yasmín Corti y Cecilia Vargas son el motor del show, además de hacer distintos personajes, bailan, cantan, actúan y se divierten al ritmo de clásicos de la talla de “Dame! Dame! Dame!”, “Chiquitita”, “Money, Money, Money”, “Gracias por la música” y “Super Trouper”; entre muchas otras.

“Mamma mía” es para compartir un momento de alegría con toda la familia, que hoy en día no abundan; sobre todo porque tiene precios más que populares: las entradas comienzan en $5000, algo que actualmente no sucede ni en el teatro under. Escalonadamente van hasta 25 mil pesos, teniendo ubicaciones en 22 mil, 18 mil, 14 mil, 10 mil, 8 mil y 6 mil. No hay excusas para no asistir a un espectáculo tan genial como icónico, que llegó para quedarse y seguramente tenga el éxito que se merece.