Vanesa fue citada para declarar en el marco de la causa que investiga la muerte del Diez. Dijo que ella era una “empleada que le resolvía las cosas en el día a día”.

Vanesa Morla declaró en la causa que investiga la muerte de Diego Maradona. Ante los fiscales, la hermana del abogado que defendía al astro argentino se definió como la ‘empleada’ de Diego que, a partir de los años 2016 ó 2017, le resolvía al astro ‘las cosas que necesitaba en el día a día’ y que, en el marco de esa función, es cuando se decidió la externación de la Clínica Olivos. Según su versión, se encargó de conseguir la casa con una agente inmobiliaria de Tigre que le ofreció cinco opciones.

“Todo lo decidía Maradona”, dijo sobre sus tareas. Y acerca de su hermano Matías Morla comentó que era “el socio, el abogado y el amigo de Diego”.

Vanesa aseguró que todas las decisiones las tomaba el excapitán de la selección argentina, que “nadie pensó que iba a pasar lo que pasó” en la internación domiciliaria que culminó con su deceso, y denunció que recibió amenazas.

La hermana del mediático abogado que asesoraba a Maradona también es abogada y trabajaba en el estudio de Matías hasta que “en el año 2016 o 2017” Maradona pidió que trabajara para él.

Las amenazas

La mujer aclaró que en la actualidad sólo hace cursos para volver a ejercer y, ante la consulta de uno de los abogados, explicó que tuvo que cambiar de número telefónico porque recibió amenazas que aún no denunció.

“Tuve que cambiar hasta mi número de teléfono, después de que se publique en la televisión recibí varias amenazas y el límite fue cuando las amenazas decían que le iba pasar algo a mi hijo. Ese día decidí no ver más la televisión y cambiar mi teléfono”.

Comentó que fue Maradona quien decidió que se alquilara la casa del barrio San Andrés de Tigre donde falleció de un edema pulmonar y una afección cardíaca el pasado 25 de noviembre.

“Yo las casas se las informé a todos, a Verónica y a Jana. Jana estaba siempre presente. Y hasta sus hermanas, pero igual valía lo que decía Diego de lo cual tengo entendido que él vio todas las casas y eligió una”.

Sobre esa vivienda, contó que ella fue dos veces antes de la llegada del exfutbolista para chequear alguna cuestión en relación a las comodidades de Diego y que si bien en un principio Maradona utilizaría la habitación en la planta alta, luego se enteró que por una cuestión de ‘comodidad’ se decidió “el usó la habitación de abajo”.

Declaró la hermana de Matías Morla:
Mario Baudry, abogado que representa a la familia de Diego Fernando, uno de los hijos del Diez.

En la testimonial, fue el abogado Mario Baudry, quien representa a la querella del hijo menor de Maradona, quien hizo las preguntas referidas a un audio de WhatsApp donde ella dice “lo quieren meter ahí para quedarse con todo”, cuando el médico Leopoldo Luque, principal imputado, le dijo que tras la operación las hijas querían internarlo en una clínica.

Responde y explica : “Es una conversación mía de manera informal con Luque”, “Era la pelea eterna de ellas contra todos y en ese todos yo no soy parte, yo soy una empleada. Fue un comentario desubicado de mi parte lo admito, pero no con un fin. Fueron cosas desubicadas que dije. Pido perdón a WhatsApp y a Dios por las cosas que uno dice sin pensar”.

Vanesa Morla también dijo : “Todos consideraban que lo mejor era que vaya a una casa”, que “en la reunión todos decían que Diego no tenía que estar internado” y que “nadie pensó que iba a pasar lo que pasó”, en relación a la muerte del “10”.

Baudry, a su vez, le preguntó si alguna vez dio indicaciones a Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov (también imputadas), para que no digan la verdad respecto de la situación médica de Maradona lo que termino negando, señalando .

“En ningún momento di ninguna indicación de nada, si podría darle mi parecer jamás recuerdo de haberles dicho de decir que digan algo cambiado en absoluto. Si capaz ante algunos enfrentamientos o peleas de las partes pude haber aconsejado algo”.

Cuando le preguntaron por Luque, opinó: “Hoy entendiendo y por haber escuchado, la verdad que por momentos me parece que Luque si era el médico de cabecera y por momentos no”.

Consultada sobre el manejo del dinero dijo: “Pasaba que Diego tenía su plata y hacía lo que quería y capaz venía el que cortaba el pasto y le quería dar 20 mil pesos. Y yo le decía es un montón y él me decía se lo merece. Por ejemplo venían sus hermanas y les daba plata. Él era muy generoso”.

Con respecto a la ingesta de alcohol de Maradona cuando vivía en el country de Brandsen, Morla contestó que “ninguna vez vio alcohol, que sólo se compraba cerveza o algo para los eventos sociales y que se decía que si Maradona tenía acceso a bebidas alcohólicas era por ‘Charly’ Carlos Ibáñez “ , el allegado de Oliva que en ese momento era secretario personal y convivía con Maradona y ahora está preso en una causa por robo y por tenencia de armas.