¡Atención, mamás y embarazadas! Los bebés también pueden disfrutar de la música en cuarentena.

Durante estas épocas de cuarentena y aislamiento social por la pandemia de covid-19, muchas mujeres se encuentran en la dulce espera y otras tienen bebés pequeños en casa que a veces no saben cómo entretener o calmar. Por eso, nos comunicamos con un experto que hace música para los más pequeños de la casa. En esta nota, junto a Felix Pando, te contamos qué es lo que les gusta a los más pequeñitos de la casa.

Se sabe que los bebés pueden escuchar y recordar música, incluso cuando todavía están en el útero, a partir del tercer mes de gestación. Y además, estudios recientes afirman que los bebés recién nacidos prefieren Bach o Mozart, así como a los sonidos estridentes.

Música para embarazadas

Durante los primeros años de vida, los bebés poseen intactos sus sentidos más sensibles, que son desarrollados en mayor o menor medida de acuerdo al tipo de estimulaciones que reciben. Como quedó demostrado, en los primeros meses fuera de la panza la música es uno de los mejores beneficios que se pueden brindar a los pequeños en favor de su felicidad y sano desarrollo.

Bebé

“Sabemos que los bebés prefieren la voz femenina, pero les gusta aún más cuando adquiere las cualidades de «madre». En cambio, las respuestas de los bebés respecto a la música son un poco más misteriosas” nos explica el especialista Félix Pando.

¿Que tipo de música pone contentos o tranquiliza a los bebés? Pando afirma: “Adoro las risas de bebés, y decidí crear canciones ‘científicamente probadas para hacerlos felices. El primer paso fue descubrir que hacen los bebés para ser felices”.

Bebé con Felix Pando

Pando es productor musical, ganador de innumerables premios y autor álbumes completos como Mozart para bebés y Beethoven para Bebés, que fueron especialmente diseñados para los más pequeños.

Cabe destacar que un minucioso estudio previo realizado por Pando indicó que las canciones debían estar en un tono en lo posible ‘Mayor’, con una melodía simple y repetitiva, interpretada con cajas de música y músicos reales.

Desde Alemania, el Dr. Schwartz recomendaba tener una voz femenina suave o música instrumental. Felix Pando tomó en cuenta esta recomendación y la experimentó con su hija y con bebés de sus amigos. Los resultados fueron espectaculares.

Un poco de historia

En 1985, un canal de TV (ZDF en Köln, Alemania), experimentó y filmó “en vivo” a tres bebés de la misma edad. Para el experimento, Felix solicitó que se les tocara música a bajo volumen.

Los resultados:

– El primer bebé, escuchando Heavy Rock, logró dormirse luego de 30 minutos, después de algunos llantos.

– El segundo bebé logró dormirse luego de 14 minutos escuchando baladas con letras.

– En el caso del tercer bebé, el resultado fue revelador: logró dormirse en tan sólo 4 minutos con música de Felix Pando.

Quedó así demostrado que el del investigador se trató del arreglo y la melodía más tranquilos, hechos con amor, los que inmediatamente tranquilizaron al bebé.

“Sabíamos qué canción les gustaba a las mamás porque podíamos preguntarles. Pero los bebés no nos lo podían explicar, por lo que, guiándonos por los resultados (bebés felices) logramos lo que estábamos buscando: saber exactamente cuál era la música que les hacía bien, que los hacía felices y que los tranquilizaba”, explica el compositor.

Era importante lograr una interacción de los padres con sus bebés a través de esta música. Por eso, Felix utilizó onomatopeyas, estornudos, sonidos de animales y carcajadas, no solo en la música que compuso para los bebés sino también en la que diseñó especialmente para niños con condición de autismo, obteniendo un impactante éxito mundial.

Austism Music de Felix Pando