Paulina Rubio suma problemas legales con sus ex que complican su cuadro en medio de la pandemia

Paulina Rubio no la está pasando bien. Sus ex parejas Nicolás «Colate» Vallejo Nájera y Gerardo Bazúa la llevaron a la justicia por la custodia de sus respectivos hijos. En el caso del empresario, se presentó hace unas semanas en los tribunales de Miami, para solicitar quedarse con Andrea Nicolás, de 10 años, bajo el argumento de que vive en un «ambiente tóxico y violento».

Sin embargo, el juez decidió que los padres deben continuar compartiendo la educación del niño.

Paulina Rubio fue acusada por Vallejo de consumir sustancias tóxicas y aseguró que su hijo sufre de maltrato por parte de su madre, su abuela y su tía, a tal punto que presentaría síntomas de ansiedad, náuseas y vómitos.

Una de las pruebas presentadas por el empresario español es la transmisión que Paulina Rubio realizó semanas atrás en las redes sociales, donde tuvo un comportamiento polémico, motivo del cual se desprendieron varias críticas.

La cantante se defendió: «Es evidente que Colate ha presentado su demanda para obtener publicidad y beneficio. Si alguien ha mostrado casos de desequilibrios ha sido el padre y no la madre. En ningún momento la madre ha estado bajo la influencia de drogas».

Finalmente el juez falló a favor de Paulina Rubio y le permitió seguir viviendo con su hijo.

Paulina Rubio

La otra ex pareja de la artista, Gerardo Bazúa también presentó una denuncia ya que no le permite ver a su hijo, Eros.

La abogada indicó que piden una custodia compartida ya que «ese niño es hijo de los dos, entonces ella no tiene porque tomar el 100% de las decisiones». Este sentido, la letrada sostuvo: «Le está negando el acceso, le esconde al niño. Solamente le ha dado dos visitas de 20 minutos en todo el año de 2019. No nos da la cara de dónde está».

Paulina Rubio en su peor momento: enfrenta problemas legales con su ex