«Mi nieta más chiquita dio sus primeros pasos y la vimos por Skype», contó el Tano Ranni

Rodolfo Ranni tiene 83 años y pertenece al grupo de riesgo por contagio de coronavirus, por lo que que cumple con el aislamiento social, preventivo y obligatorio en su hogar acompañado por su pareja. Asegura estar tranquilo, pero lamenta no poder estar acompañado por sus hijas y haber visto a su nieta más chiquita dar sus primeros pasos por Skype.

«La estoy pasando bárbaro, haciendo cosas que no hacía hace un montón: camino por la terraza todas las mañanas, leo, me armé mi propia huertita, cocino con mi mujer», contó Ranni en diálogo con Daniel Ambrosino y Adriana Salgueiro en «Espléndidos e infidentes», por La 990.

«Ante la tragedia hay que anteponer todo lo contrario. La gente toma más de lo normal, se pelea y para mí hay que hacer lo opuesto, yo tomo agua con limón», sostuvo el actor con humor y tratando de mantener la serenidad.

Previo al estallido de la pandemia, Ranni se encontraba trabajando en la obra «Burlesque Baires Show» en Mar del Plata, junto a Fabián Gianola, Viviana Saez y Jazmín Laport. La gira de la obra debió ser cancelada tras el cierre de los teatros por el COVID-19.

Al ser consultado sobre si extrañaba volver a trabajar, el actor mencionó que lo necesita, pero diferenció: «Como extrañar, el que extraña que trabaje es el almacenero de la esquina porque no le puedo garpar».

Pese a estar distanciado de su familia, Ranni trata de resolver la distancia con videollamadas. «No me llevo bien con la tecnología, tengo un teléfono a pedal, pero mi mujer es una especialista y se encarga de todo. Mi nieta más chiquita dio sus primeros pasos y la vimos por Skype. Es difícil, pero todo va pasar», cerró.