«Compré una milanesa con tarjeta, les saltó el ticket; y cuando me la traen me viene impreso un Milhouse, que soy parecido«, comenzó relatando Rodrigo Noya en la pista de «Showmatch» sobre el confuso episodio que vivió hace unos días.

El actor hizo hincapié en que lo sucedido no fue bullying sino una broma. «Yo pensé que era por el día del niño, hice un chiste y subí una historia. Se armó un quilombo bárbaro porque la empresa no estaba haciendo eso. Yo lo tomé como chiste. Hay gente que en serio sufre bullying y le da poco peso a la palabra».

Rodrigo Noya aclaró el confuso episodio que vivió con el delivery