Sigue el escándalo del reallity show de cocina que conquistó a la audiencia argentina en medio de la pandemia

Desde que quedaron los cuatro participantes finalistas en Bake Off Argentina explotó la polémica. Primero fue la aparición de indicios que daban a entender que Samanta Casais era pastelera profesional, y no amateur como promocionaban desde el reality. Luego, vinieron los spoilers vía Twitter, los audios filtrados, y las denuncias públicas contra la concursante: homicidio culposo y estafa.

Ahora se especula sobra la posibilidad de que la final entre Samanta, Agustina y Damián se vuelva a grabar a futuro. Si bien nadie lo confirma, en las redes creen que la concursante más polémica podría haber ganado los 600 mil pesos, y quedarían en desventaja los otros dos amateurs.

Rating

«Tienen que hacer la final de vuelta… No soluciona nada, pero está buenísimo«, opinó Mario Pergolini en su radio, además de explicar que habló con parte de la producción y «se quieren matar» por todo lo que está pasando con el ciclo.

Sin embargo, tanta repercusión mediática le jugó a favor, ya que el domingo pasado superó el pico de 15 puntos de rating, ganándole a «Periodismo para todos». Otro punto a tener en cuenta es que su conductora, Paula Cháves está a punto de convertirse en madre, y no podría estar para la grabación.

También se especula con que Agus, la cuarta finalista, tenga su revancha. Pero todo esto pierde peso cuando vemos que Telefé es, hasta ahora el canal que más casos de coronavirus tiene entre sus empleados, y no se arriesgarían a seguir bajo la lupa.