Las estrías son surcos o hendiduras que con frecuencia aparecen en el abdomen, los senos, las caderas, los glúteos y los muslos. Con el tiempo se vuelven menos evidentes. Las estrías son particularmente frecuentes en embarazadas, en especial durante el último trimestre. El tratamiento puede desvanecer las estrías, pero no las elimina del todo.
Las estrías no son dolorosas ni perjudiciales, pero algunas personas pueden sentirse angustiadas por el aspecto que le dan a la piel.

Las estrías son todas diferentes. Varían según cuánto tiempo hace que las tienes, qué las causó, en qué parte del cuerpo están y qué tipo de piel tienes. Las variantes frecuentes incluyen lo siguiente:
Manchas o líneas hundidas en la piel – Manchas de color rosa, rojo, negro, azul o púrpura – Manchas brillantes que se esfuman a un color más claro – Manchas en el abdomen, los pechos, las caderas, los glúteos o los muslos – Manchas que cubren una superficie amplia del cuerpo

Causas
Al parecer, las estrías se deben al estiramiento de la piel. Su gravedad depende de varios factores, que incluyen tu tendencia genética, el grado de tensión sobre la piel y el nivel de cortisona. La cortisona, una hormona producida por las glándulas suprarrenales, debilita las fibras elásticas de la piel.
Factores de riesgo

Todas las personas pueden tener estrías, pero algunos factores aumentan las probabilidades de tenerlas, por ejemplo:
Ser mujer – Tener antecedentes personales o familiares de estrías – Estar embarazada, en especial para mujeres jóvenes – Tener sobrepeso u obesidad – Subir y bajar de peso rápidamente – Tomar corticoesteroides – Someterse a cirugía de aumento de senos – Tener síndrome de Cushing, síndrome de Marfan u otros trastornos genéticos

Prevención
La mejor manera de reducir la probabilidad de que salgan estrías es mantener un peso saludable. Durante el embarazo, aumentarás de peso en un período relativamente corto. Come bien, haz ejercicios y trabaja con tu médico para evitar un aumento excesivo de peso. Esto no solo reduce al mínimo las estrías, sino que también es saludable para ti y el bebé.
Diagnóstico
Las estrías se diagnostican generalmente en función de un examen de la piel y una revisión de la historia clínica. Si tu médico sospecha que hay un aumento en la producción de cortisol, es posible que recomiende pruebas adicionales.
Tratamiento
Tal vez no te agrade el aspecto de las estrías en tu piel, pero las estrías no requieren tratamiento médico. No causan daños y, a menudo, se atenúan con el tiempo. Si buscas un tratamiento para las estrías, debes saber que estos solo tienen una eficacia parcial y no las eliminarán por completo. Los siguientes son algunos de los tratamientos disponibles para ayudar a mejorar el aspecto y la textura de las estrías. No se ha demostrado de manera uniforme que alguno tenga resultados más satisfactorios que otro.

Crema con retinoides – Tratamientos con luz y láser – Microdermoabrasión
Trabaja con tu médico para elegir el tratamiento o la combinación de tratamientos más conveniente para tu caso. Los factores a tener en cuenta incluyen:
El tiempo transcurrido desde que aparecieron las estrías – El tipo de piel – La conveniencia, ya que algunos tratamientos requieren visitas repetidas al médico – El costo, ya que los tratamientos para mejorar el aspecto (tratamientos estéticos) no suelen estar cubiertos por el seguro médico – Tus expectativas

Remedios caseros
Muchas cremas, ungüentos y otros productos dicen evitar o tratar las estrías. Los productos fabricados con manteca de cacao, vitamina E y ácido glicólico, por ejemplo, no son dañinos, pero probablemente tampoco ayuden demasiado. Las estrías generalmente desaparecen y se vuelven menos notorias con el tiempo y no requieren ningún cuidado personal ni tratamiento en el hogar específicos.
La idea de que puedes prevenir o tratar las estrías aplicándote cremas, aceites o lociones en la piel no está confirmada por pruebas concretas.
Si estás embarazada, consulta con tu médico antes de usar productos alternativos que supuestamente tratan o previenen las estrías.
Cuándo consultar al médico
Consulta a tu médico si te preocupa el aspecto de tu piel o si las estrías cubren áreas amplias de tu cuerpo. Tu médico puede ayudarte a determinar la causa de las estrías y a analizar las opciones de tratamiento.