Quiere alcanzar al alemán en títulos y en cantidad de victorias.

Hay nuevo campeón de Fórmula 1. Bueno, nuevo es una manera de decir. Lewis Hamilton se consagró campeón conduciendo para la escudería Mercedes Benz, al igual que en 2014, 2015, 2017 y 2018 (en el 2016 quedó segundo a cinco puntos de Nico Rosberg, su compañero de equipo en Mercedes). Si le sumamos la corona de 2008, que consiguió arriba de un McLaren, tiene 6 coronas en su haber, una más que Juan Manuel Fangio y una menos que el alemán Michael Schumacher, que ganó su último título hace 15 años, en 2004.

El segundo puesto obtenido en el Gran Premio de los Estados Unidos corrido en el autódromo de Austin, detrás de su compañero de equipo Valtteri Bottas, le alcanzó para consagrarse por sexta vez. Tuvieron que pasar 46 años para que Schumacher batiera el récord de Fangio. El argentino ganó su último título en 1957 y el alemán su sexto en 2003. Ahora el inglés va camino de convertirse en el mejor de todos los tiempos. Claro, las máquinas cambiaron mucho. Cada vez son más veloces y más seguras. Durante mucho tiempo los pilotos se jugaban la vida, no solo en cada carrera sino también en las pruebas que se hacían con los autos y los entrenamientos. Grandes pilotos encontraron la muerte en las pistas. Jim Clark, Jochen Rindt, Ayrton Senna son solo algunos nombres de la larga lista. Pero esto no minimiza lo hecho por Hamilton. La superioridad de los autos Mercedes Benz es inobjetable. Pero la misma superioridad tuvo en su época Ferrari cuando el campeón era Schumacher. Distinto fue el caso de Fangio, que fue campeón con distintas marcas y cuya manera de manejar entró en la categoría de “mitológica” segun la consideración y admiración de sus colegas.

Según declaró el séxtuple campeón, parece que no todo es color de rosa en su vida.

A Hamilton nada parece detenerlo. Está a ocho victorias del récord de Schumacher en carreras ganadas. El alemán tiene 91 triunfos en 308 corridas y Hamilton 83… ¡en 236! Una barbaridad. Y tiene 34 años, con lo que uno estima que irá tras todos los récords posibles antes del retiro. En la lista Forbes 2019, es el 13er deportista con mayores ingresos (49 millones de euros). Sin embargo, sus últimas declaraciones abrieron algunos interrogantes: “Yo estoy luchando con muchas cosas diferentes, contra ciertos demonios…” dijo, sin agregar mucho más. “…las cosas siempre se ven geniales, pero no siempre es así”. ¿A qué se referirá? A pesar de las múltiples especulaciones, nadie lo sabe a ciencia cierta. Hay un Hamilton reflexivo como nunca. Ojalá siga persiguiendo victorias con la misma intensidad que lo hizo hasta acá. Porque al fin y al cabo, los récords están para ser superados.