Un juanete es una protuberancia ósea que se forma en la articulación de la base del dedo gordo del pie. Se forma cuando el dedo gordo del pie hace presión contra el dedo adyacente y provoca que la articulación del primero se agrande y sobresalga. La piel que recubre el juanete podría enrojecer y doler. Usar zapatos ajustados y angostos podría causar juanetes o empeorarlos. Los juanetes también pueden aparecer como consecuencia de un defecto estructural heredado, de la tensión en el pie o de una enfermedad, como la artritis. También pueden aparecer juanetes más pequeños (juanetillos) en la articulación del dedo pequeño del pie.
Síntomas

Los signos y síntomas de juanete son los siguientes:
Una protuberancia en la parte exterior de la base del dedo gordo del pie – Hinchazón, enrojecimiento e inflamación alrededor de la articulación del dedo gordo del pie – A veces, los callos y las callosidades se forman cuando el primero y el segundo dedo del pie se superponen – Dolor continuo o intermitente – Movimiento reducido del dedo gordo del pie si este se ve afectado por la artritis

Causas
Existen muchas teorías sobre cómo se producen los juanetes, pero la causa exacta se desconoce. Los factores podrían ser:
Tipo de pie heredado – Lesiones en los pies – Deformidades presentes al momento del nacimiento (congénitas) – Los expertos difieren en si los zapatos ajustados, de taco alto o demasiado angostos producen juanetes o si el calzado simplemente contribuye a la formación de juanetes. Los juanetes podrían estar relacionados con ciertos tipos de artritis, en particular, los tipos inflamatorios, como la artritis reumatoide.
Factores de riesgo

Los siguientes factores podrían aumentar el riesgo de tener juanetes:
Tacos altos – Zapatos que no calzan bien – Artritis reumatoide – Factor hereditario

Complicaciones

Si bien no siempre causan problemas, los juanetes son permanentes a no ser que se los corrija por medio de cirugía. Las posibles complicaciones son:
Bursitis – Dedo del pie en martillo – Metatarsalgia

Prevención
Para ayudar a prevenir los juanetes, haz lo siguiente:
Escoge el calzado con cuidado. Usa zapatos con horma ancha (que no tengan puntera fina); debería quedar espacio entre la punta del dedo más largo y el extremo del zapato. Los zapatos deberían adaptarse a la forma de los pies sin apretar ni presionar ninguna parte.
Diagnóstico

El médico puede identificar un juanete al examinarte el pie. Después de la exploración física, una radiografía del pie puede ayudar al médico a identificar la causa del juanete y a determinar su gravedad.

Tratamiento conservador

Los siguientes son tratamientos no quirúrgicos que pueden aliviar el dolor y la presión de un juanete:
Cambia los zapatos -Utiliza plantillas, tablillas o férulas – Medicamentos – Plantillas para el calzado – Colócate hielo

Opciones quirúrgicas
Si el tratamiento conservador no te alivia los síntomas, es posible que necesites cirugía. Sin embargo, no se recomienda la cirugía, a menos que el juanete te provoque dolor frecuente o dificulte tus actividades diarias. Existen numerosos procedimientos quirúrgicos para los juanetes, pero no hay una única técnica perfecta para todos los problemas.

Los procedimientos quirúrgicos para juanetes podrían suponer lo siguiente:
Quitar el tejido hinchado que se encuentra alrededor de la articulación del dedo gordo – Enderezar el dedo gordo del pie mediante la extracción de parte del hueso – Realinear el hueso largo que se encuentra entre la parte trasera del pie y el dedo gordo para enderezar el ángulo anormal en la articulación del dedo gordo – Unir los huesos de la articulación afectada de manera permanente – Es probable que puedas caminar inmediatamente después de una cirugía de juanete. Sin embargo, la recuperación total puede llevar semanas o meses – Para evitar una reaparición, deberás utilizar zapatos adecuados después de recuperarte. En el caso de la mayoría de las personas, es poco realista esperar volver a usar zapatos más angostos después de la cirugía – Consulta con tu médico sobre qué puedes esperar tras la cirugía de juanete.

Consulta con tu médico
Si bien, por lo general, los juanetes no requieren tratamiento médico, consulta con tu médico o con un médico especialista en el tratamiento de enfermedades de los pies (podólogo o especialista ortopédico) si tienes lo siguiente:
Dolor continuo en el dedo gordo del pie o en el pie – Una protuberancia visible en la articulación del dedo gordo del pie – Movimiento reducido del dedo gordo del pie o del pie – Dificultad para encontrar zapatos que calcen adecuadamente debido a la presencia de un juanete