Esta medida cautelar se desprende como consecuencia  del siniestro vial que se cobró la vida de la agente de tránsito Cinthia Choque y que dejó en grave estado a su compañero, Santiago Siciliano; y que reveló que la precariedad laboral de los agentes de tránsito de CABA sigue vigente y con repercusiones judiciales. Desde la ciudad, sin embargo, aseguran que aún no fueron notificados formalmente.

Una vez que se notifique de manera fehaciente, la secretaría de tránsito, de la que dependen los agentes, tendría tres días hábiles para apelar. Por su parte, las asociaciones de víctimas de tránsito no están de acuerdo con la justicia,  ya que la multa es también una medida de advertencia.

Este amparo, que ahora es colectivo, fue iniciado por Eduardo Santiago Wilson en “calidad de afectado y conductor”. Wilson solicitó, además, que se disponga la invalidez de las actas extendidas por los agentes y, como consecuencia, se decida la devolución de los importes percibidos de tal modo en concepto de multas. Esto no fue tenido en cuenta por Scheibler, que resolvió “admitir parcialmente la medida cautelar solicitada”.

En paralelo, tramita otra causa en la justicia, cuyo fallo se conoció la semana pasada. La jueza Patricia López Vergara le prohibió al gobierno porteño desvincular a los agentes de tránsito que trabajan como monotributistas o empeorar su situación laboral. También le ordenó mejorarles sus condiciones laborales y brindarles cobertura frente a riesgos de trabajo.

Por su parte Santiago Siciliano continúa con su recuperación en el hospital Fernández y “ayer empezó a caminar”. “No lo hacía desde la noche de la tragedia. Fue operado de la fractura en la pelvis y tiene un yeso en la pierna por otra operación en el peroné”, afirmó su tío. La semana próxima tiene prevista una operación en la cara y dentro de 15 días, en el cráneo. Pero otras cirugías tendrán que esperar hasta un año.