Emocionada ayer Mirtha Legrand con Ana Belén Beas, dueña del Teatro Regina, en el marco de su homenaje le dedico unas palabras: “Te conocí haciendo teatro con Moria en El Nacional. Y me mandaste de regalo un anillo”, dijo recordando el origen de su amistad con la actriz española.

Ahora la sala teatral lleva su nombre y la diva de los almuerzos recibió ese halago con alegría y emoción. Micrófono en mano, rodeada de amigos, Mirtha recordó parte de su trayectoria: “Desde Los Martes Orquídeas, a mis 14 años, no he parado de trabajar. Quiero que sepan que todo lo que soy se lo debo al público de mi país. Pero quiero que sepan que yo, Mirtha Legrand, he dado mi vida por ustedes”, dijo ante el aplauso de la concurrencia. El teatro fue refaccionado. En el mismo edificio también funciona la Casa del Teatro, que alberga a los actores en su vejez, presidida por Linda Peretz, presente ayer en el homenaje, y que tiene a la Legrand como una de sus colaboradoras principales.

Foto “Diario Popular”