Se realizan alrededor de 24 entierros por día en la Gran Manzana

Nueva York ha reducido la cantidad de tiempo que retiene cadáveres no reclamados antes de que sean enterrados en el cementerio público de la ciudad: según la nueva política, la oficina forense mantendrá los cuerpos almacenados durante solo 14 días antes de que sean enterrados en el cementerio de la isla Hart.

Normalmente, unos 25 cuerpos a la semana son enterrados en la isla, principalmente para personas cuyas familias no pueden pagar un funeral o que no son reclamados por sus parientes. Sin embargo, en los últimos días y con la pandemia de coronavirus, las operaciones de entierro han aumentado de un día a la semana a cinco días a la semana, con alrededor de 24 entierros cada día, dijo el portavoz Jason Kersten.

Varias agencias de noticias a través de imágenes áereas muestran a trabajadores cavando tumbas en la isla, una franja de tierra de acceso restringido a una milla del Bronx que es el lugar de descanso final para más de un millón de neoyorquinos, en su mayoría indigentes.

Cerca de 40 ataúdes fueron alineados para el entierro en la isla este jueves, y se han excavado dos trincheras frescas en los últimos días.

Los entierros suelen ser realizados por los reclusos del complejo carcelario Rikers Island de la ciudad, pero durante la pandemia de coronavirus, el trabajo ha sido asumido por los contratistas.

Los funcionarios de la ciudad no han explicado si el aumento de los entierros se debe a la presión sobre las casas de sepelios para deshacerse de los cuerpos más rápidamente. El virus ha matado a cientos de residentes de la ciudad de Nueva York cada día esta semana.

Los hospitales, abrumados por el trabajo y las muertes, colocan cuerpos en camiones refrigerados estacionados cerca de sus entradas.

El alcalde Bill de Blasio dijo esta semana que las autoridades buscarían enterrar temporalmente a las víctimas del coronavirus en Hart Island si se llenan morgues y unidades de almacenamiento temporal. El alcalde demócrata le dijo a la estación de televisión NY1 que bajo un plan de contingencia de este tipo, los cuerpos de las víctimas de COVID-19 serían enterrados individualmente, no en fosas comunes, para que las familias puedan reclamarlos más tarde.

Aja Worthy-Davis, portavoz de la oficina forense, dijo el jueves que “actualmente no prevé alcanzar la capacidad de la morgue. Sin embargo, como ha dicho el alcalde, la ciudad puede explorar la opción de entierros temporales en Hart Island si es necesario”. De Blasio ha dicho que no se utilizará a los presos para el entierro temporal de víctimas de coronavirus.