Partidos de izquierda, movimientos sociales e integrantes de la comunidad boliviana en Argentina vestidos con sus trajes tradicionales marcharon este mediodía por el centro porteño en una masiva movilización para expresar su repudio al golpe de estado en Bolivia y su apoyo a Evo Morales, que renunció el día de ayer luego de que la OEA confirmó «irregularidades en las elecciones».

La multitudinaria marcha comenzó en el Obelisco y desembocó en la Embajada de Bolivia, donde las banderas de ese país y la tradicional whipala colorearon la protesta. «Venimos de Lanús y Varela a manifestarnos contra lo que consideramos un golpe. Bolivia resiste y abrazamos a Evo. Esto pasa en Bolivia porque se produjo un cambio sustancial en favor de los más humildes. Evo es indio como su gente y el blanco no lo puede soportar. Evo tiene que seguir porque fue legítimamente elegido. Esto es un golpe a la democracia”, relató a Infobae una de las asistentes.