Frente a un estadio colmado, la banda cordobesa se presentó por segunda vez en el Luna Park.


Clásicos, tesoros escondidos, invitados de lujo e importantes momentos brillantes y emotivos. Puntualmente a las 21 horas con una impactante escenografía y vestuario acorde a la ocasión para una noche especial que merecía un premio especial: ¡una mezcla entre el Martin Fierro y el Oscar pero con nariz de payaso!
Una a una se iban sucediendo las 24 canciones que componían la lista de temas, y la banda Los Caligaris fue premiando las ternas: “Éxitos para fans” (canciones viejas que la gente votó a través de las redes), “Mejor introducción”, “Feat del año” y “El público más feliz del mundo”, de esta manera sonaron los hits, los temas más antiguos y los momentos más emotivos que se generan en este ida y vuelta entre la banda y su gente que cada vez se hace más fuerte.

El primer invitado de la noche fue Manuel Wirtz, para cantar el clásico “La Montaña” unido al tema de su propia autoría “Rescata mi corazón”.En el momento en que entregaron el premio “Feat del año” aparece sorpresivamente Coti Sorokin para interpretar por primera vez en vivo “Hablar de Flores” (último single de la banda, recientemente estrenado), el público se encendió de euforia y ovación al verlo y no paró de cantar de punta a punta la celebrada colaboración.

Cuando sonaron los acordes de “Quereme Asi” sube Pedro Alfonso, fundiéndose en un abrazo de camaradería y amistad.
El último invitado fue el gran Antonio Rios para el éxito indiscutido “Asado y Fernet” seguido a “Nunca me faltes” y el Luna Park se transformó en un gran baile cordobés, la alegría y el ritmo se apoderaron de todos los presentes.