Perdieron con Inglaterra 39 a 10. Desde los 17 minutos jugaron con un hombre menos por expulsión de Lavanini.

Podía ser, pero no fue. Los Pumas perdieron con Inglaterra y deben esperar que Tonga le gane a Francia para tener alguna posibilidad de clasificar a cuartos, algo que parece imposible.

Argentina había arrancado bien. Una habilitación con el pie de Urdapilleta a Moroni provoca una corrida del wing, rastrón incluído, que es anulada con lo justo. Del scrum 5 posterior viene una infracción debajo de los palos que el apertura argentino no tuvo problemas en convertir para abrir el marcador. Un par de minutos duró la ventaja, porque Inglaterra avanzó con un maul que terminó abriendo para una de las puntas donde May no tuvo problemas en apoyar. Farrell no convierte y el resultado queda 5 a 3 a favor de la Rosa en un partido parejo, muy táctico.

Hasta que a los 17 minutos hay un tackle alto y peligroso con el hombro de Tomás Lavanini sobre Owen Farrell, que el árbitro Nigel Owens hace revisar con el TMO y determina la expulsión del segunda línea argentino. Si el partido era de por si muy difícil, con un jugador menos el panorama se oscureció aún más.

El tackle de Lavanini sobre Farrell que determina la expulsión del segunda línea argentino

Los Pumas aguantaron y el partido se hizo deslucido. Pasaban los minutos y los dos puntos que separaban a los equipos daban una leve esperanza. Pero la resistencia fue perforada a los 35´por Daly y luego, ya en tiempo agregado, por Ben Youngs. Farrell no acertaba las conversiones, por lo que se fueron al descanso 15 a 3.

Con un hombre más, Inglaterra salió decidida a lograr el bonus y solo tardó 4 minutos en obtenerlo a través de Ford. Esta vez sí Farrell convirtió y puso el marcador 22-3. Ahí pareció que, ya conforme, la Rosa levantaba el pie del acelerador. A los 14 hay otro penal de Farrell que alarga la ventaja a 25-3 con Inglaterra manejando la pelota a voluntad y Los Pumas defendiendo como podían. Empezaron los cambios en ambos equipos. Ingresó Agustín Creevy para convertirse en el jugador con más caps jugados en la historia de nuestro seleccionado.

Jerónimo De la Fuente que intenta pero no pasa. A Los Pumas se les hizo muy difícil con un jugador menos.

Es de destacar la vergüenza deportiva de los jugadores de nuestro seleccionado que, aún agotados, buscaban descontar. La recompensa llegaría a diez minutos del final cuando Moroni tras una buena habilitación de Carreras, termina apoyando debajo de los palos. La conversión de Boffelli dejó las cosas 25-10.

Matías Moroni, autor del único try de Los Pumas

Los diez minutos finales fueron una tortura para las argentinos. A los 33´un nuevo try, esta vez de Nowell y a los 39´un maul que entra en el ingoal argentino para que apoye Luke Cowan- Dickie. Con ambas conversiones de Farrell el resultado trepó al 39-10 final. Goleada inglesa en el partido que Argentina debía ganar, y una Copa del Mundo que se va terminando, salvo que Tonga produzca el milagro de ganarle a Francia.