En Canadá un grupo de perros lazarillos tuvo una función especial del musical ”Billy Elliot”, ocupando 4 filas del teatro. El objetivo fue su entrenamiento para acompañar a nuevos espectadores con discapacidad visual. En el intervalo los llevaron a la vereda a hacer pis.

Ann Swerdfager, la vocera del festival, “todos los perros se portaron extremadamente bien y fue una experiencia maravillosa”