A pesar de las fuertes lluvias y de algunas inundaciones en la ciudad de las diagonales, ya hay actividades en marcha.

La 34° edición del Encuentro Nacional de Mujeres, este año con sede en la ciudad bonaerense de La Plata, promete ser la más masiva de la historia en el país: se esperan 200.000 mujeres, lesbianas, travestis y trans. Además, se espera que muchas mujeres, jóvenes, niñas y disidencias participen por primera vez de las actividades programadas.

Debido a las fuertes lluvias y tormentas que azotan a la ciudad desde el día de ayer, tuvo que suspenderse el acto de apertura. Sin embargo, las actividades y los talleres siguen en marcha. A raíz de la masiva llegada de personas a la ciudad, la Autopista Buenos Aires-La Plata ayer sufrió varios embotellamientos. “Parece que la autopista a La Plata ya está a paso de mujer”, escribió la economista feminista Florencia Tundis en su cuenta de Twitter.

Si bien estaba previsto que el acto inaugural se diera esta mañana fuera del Estadio Único de La Plata, los Bomberos del cuartel de La Plata advirtieron que no iban a poder garantizar la seguridad por las fuertes lluvias que no paraban y la organización se vio forzada a suspenderlo. Muchos de los lugares donde las mujeres y disidencias tenían planeado alojarse amanecieron inundados, por lo que el club Gimnasia y Esgrima de La Plata abrió sus puertas para alojar a 100 mujeres. Todos los hoteles colapsaron su oferta hace tiempo y sólo quedó disponible el alojamiento «solidario» de gente que ofrece sus casas.

El Encuentro cerrará mañana, Domingo 13, con su emblemática marcha por las calles de la Ciudad de La Plata. La movilización arrancará a las 18.30 desde las calles 1 y 60 -donde desapareció la asesinada Johana Ramallo, víctima de trata y femicidio- y recorrerá las diagonales de la ciudad hasta llegar al Playón del Estadio Único, donde tendrá una peña.