Desde el ministerio de Seguridad que conduce Sergio Berni evaluarán 400 casos a raíz de la protesta de la policía en septiembre pasado y podría haber desafectaciones.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni, retiró del servicio 400 uniformados a raíz de las protestas de la policía bonaerense durante el mes de septiembre del año pasado, cuando la fuerza llegó a insubordinarse y rodear la casa del gobernador Axel Kicillof y la quinta de Olivos, donde se encontraba el presidente Alberto Fernández.

Desde la cartera explicaron a Infocielo que se los retiró del servicio”, por lo cual desde hoy no portarán armas y en las próximas semanas “se evaluará caso por caso” para determinar la sanción final. Se cree que de ese total de 400 policías, muchos podrían quedar finalmente “pasados a retiro”, es decir, desafectados de la fuerza.

El anuncio que realizó el ministerio de Seguridad de la provincia que gobierna Kicillof, se da a pocas horas de una nueva protesta policial, pautada para este jueves 11. Si bien la medida de fuerza ya fue convocada, la poca claridad en sus consignas y los anuncios que hoy lanzó el gobierno bonaerense, podrían restarle potencia.

De los que están siendo evaluados, se analizará en profundidad cada caso para ver la sanción definitiva”, agregaron, a sabiendas de que la justicia federal también está legislando en el caso. Por su parte, el sorpresivo anuncio que sacó esta mañana el ministerio que conduce Berni, habría “caído muy mal” en el núcleo duro de la policía.

Ayer, el ministro ya había anticipado «posibles sanciones», luego de que realizara una visita a la ciudad de Bahía Blanca. Allí, en rueda de prensa, Berni advirtió que se tomarían cartas en caso de que la policía bonaerense repitiese una medida de fuerza este jueves en diferentes puntos de la provincia.

“Aquella fue excepcional, veníamos de cuatro años de degradación del sistema policial y con una pérdida de 30% del poder adquisitivo de las fuerzas policiales”, argumentó Berni, que cree que esta vez la protesta no se expandirá luego de que el gobierno nacional y el de la provincia, prometieran un aumento considerable.

Igualmente Berni, considera que detrás del anuncio del nuevo paro, hay otros intereses.  “Este agite tiene que ver no solo con lo salarial sino también con otros intereses políticos. No es casualidad que las personas que agitan son de la oposición; llaman a movilizarse en Mar del Plata y Pinamar, distritos de la oposición”, expresó en la ciudad de Bahía.

En esa línea, lanzó una declaración directa a quienes están detrás de la nueva medida de fuerza de la policía: “Que muevan lo que quieran, el resultado será el mismo, se tendrán que retirar. Es un hecho que habrá sanciones a policías de Bahía Blanca”, sostuvo Berni.