El ex espía Allan Bogado admitió haber mentido en la causa del memorandum con Irán por pedido del ex secretario General del gobierno de Macri, Fernando De Andreis.

La causa del memorandum con Irán hoy tuvo un nuevo giro al conocerse que el ex espía Allan Bogado admitiera que mintió al declarar en la causa «a pedido de Cambiemos». Puntualmente, Bogado apuntó contra el ex Secretario General de la Presidencia de la Nación que desempeñó sus tareas durante la gestión de Mauricio Macri, Fernando De Andreis.

«Recibí presiones por parte de Fernando De Andreis”, aseguró Bogado en declaraciones a Radio 10, al tiempo que agregó que desde el Gobierno anterior lo amenazaron y le decían «qué es lo que tenía que declarar» en la causa. El ex espía confirmó que sus abogados se reunieron con De Andreis en dos ocasiones, tanto en Casa Rosada como en la Quinta de Olivos. «Me dieron toda la documentación para darle volumen a la causa de la denuncia de Nisman contra Cristina Fernández de Kirchner. Me lo pidieron dirigentes importantes de Cambiemos«, aportó.

Según Bogado, a sus abogados les dijeron durante esos encuentros «lo que tenía que decir» en el marco de la causa que investiga el documento firmado en 2013 bajo el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. «Si no decía lo que ellos pidieran, iba preso«, remarcó.

También aseguró que en la gestión de Mauricio Macri existió una mesa judicial que incluía a personal “mediático y policial” y se dedicaba a analizar información mientras que otro grupo realizaba las operaciones. “La mano de obra pesada la manejaba Patricia Bullrich, porque manejaba a cuatro fuerzas federales y tenía distritos en todos lados”, explicó Bogado, identificando a una de las figuras importantes dentro de aquel entramado de poder.

«Había un oficial de alto rango de gendarmeria que era el nexo con la AFI, al que llamaban «Potro Domínguez»«, contó Bogado. Por último, habló acerca de la aparición de un ex espía israelí y dejó abierto un interrogante: «Para mí el espía Uzi Shaya está buscando una factura de alguien, o tienen un mensaje para el PRO o a los Fondos Buitre», admitió el ex espía.

Cabe recordar que en un escrito presentado el martes ante el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, denunció la existencia de una reunión en Casa de Gobierno en el año 2016 entre el ex secretario general de la Presidencia de Mauricio Macri, Fernando de Andreis, y agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) ahora investigados por supuestas maniobras de espionaje ilegal que habrían tenido a la ex mandataria como víctima.

La ex jefa de Estado, al igual que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, son querellantes en la causa que investiga esa estructura ilegal de vigilancia, ya que fueron notificados por el juez Villena acerca de que figuraban en la lista de los presuntos espiados.