El proyecto de ley ya se envió al Senado

El proyecto de ley enviado por el Gobierno para reformar los regímenes especiales de jubilaciones millonarias que cobran judiciales y diplomáticos obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados con 128 votos a favor, ninguno en contra y dos abstenciones de los legisladores del Frente de Izquierda Romina Del Plá y Nicolás Del Caño. De esta manera, el proyecto se envió al Senado para su tratamiento.

Juntos por el Cambio no dio quórum, alegando que Daniel Scioli ya califica como embajador en Brasil y por lo tanto no puede operar como diputado. Sin embargo, ni el decreto está aún publicado en el Boletín Oficial ni el Congreso trató todavía su renuncia como legislador. Los diputados opositores abandonaron el recinto en medio de acusaciones cruzadas con sectores del peronismo.

Las claves del proyecto de ley

Edad: no cambia en las mujeres. Se mantendrá en 60 años. En el caso de los hombres, subirá de manera gradual, siendo de 60 años en 2020; 61 años en 2021; 62 años en 2022; 63 años en 2023; 64 años en 2024; y 65 años en 2025. Se eliminó el requisito que establecía que para acceder a la jubilación especial los jueces debían haberse desempeñado como mínimo 20 años en el Poder Judicial o en el ministerio Público.

120 remuneraciones: los beneficios otorgados serán del 82% sobre el promedio de las últimas 120 remuneraciones “actualizadas al valor del salario correspondiente a cada categoría o cargo vigente al momento del cese”. El mismo criterio determinará la movilidad de los haberes.

Trámite jubilatorio: deberá iniciarse “como en cualquier otro régimen general” y no en el Poder Judicial.

Aportes: serán incrementados en 7 puntos porcentuales «sobre la remuneración total percibida en el desempeño de sus funciones”. Esto eleva la alícuota a 18%. 

No vuelven: los magistrados jubilados no podrán ocupar nuevamente sus puestos en casos de suspensión, licencia o vacancia.