Elisa Carrió y el jefe del bloque de diputados Maximiliano Ferraro, denunciaron «un claro golpe» y «un atropello al Poder Judicial» por parte de Cristina Kirchner, a partir de una serie de temas instalados en las últimas semanas como la existencia de «presos políticos», la teoría del lawfare, la intervención de Jujuy o los cambios en el programa de testigos.

“Estamos ante un claro golpe y un atropello al Poder Judicial para garantizar impunidad, lo que ratifica que Cristina Kirchner va por todo”, afirmaron en un comunicado.

Carrió y Ferraro sostuvieron a través de un comunicado difundido hoy que en el oficialismo «hablan de presos políticos, en lugar de hacerlo acerca de los políticos presos por delitos de corrupción; de lawfare; de eliminar la prisión preventiva para los casos de corrupción; destruyen el programa de protección de testigos; intentan intervenir el Poder Judicial de Jujuy…».

En una sorpresiva lectura, los referentes de la Coalición Cívica tuvieron un párrafo aparte en lo que respecta al mandatario Alberto Fernández. “Cuando se va por todo, se va incluso por el Presidente”, afirmaron Carrió.

“El accionar de la Vicepresidente erosiona la figura institucional del Presidente para que quede lastimada en su autoridad. Esto agrava y debilita las negociaciones sobre cuestiones fundamentales sobre el futuro de la Argentina”, consideraron.

Además  Carrió y Ferraro indicaron que «la Coalición Cívica ARI va a estar en el Congreso para denunciar ante la Comisión Interamericana de DDHH amedrentamiento a testigos protegidos , y para advertir estos golpes ante los organismos internacionales que corresponda, para que no gane la impunidad”.