Macri se reunió en Córdoba con Manuel Tagle el presidente de la Bolsa de Comercio de Córdoba y con Daniel Salibi. También estuvo el intendente de Mendiolaza y Eduardo Gato Romero, intendente de Villa Allende, la reunión se realizó en country «Estancia El Terrón». Mientras transcurría la reunión los vecinos de Sierras Chicas ingresaron al barrio cerrado y desplegaron una bandera whipala en solidaridad con el pueblo boliviano.

Las personas que se manifestaron fueron yendo y viniendo, además de hacer una una parodia del presidente con reposeras e imitándolo. Incluso uno de los manifestantes tenía un cartel que decía «Macri finalista en el campeonato de doma de reposera».

Una de las personas que se encontraban en el lugar era Alicia Vogliotti del Movimiento de Participación Independiente de Mendiolaza. La concejala expresó «Lo nuestro fue una presencia simbólica para repudiar o desconocer la decisión del presidente Macri. Que fue acompañado por el intendente y otra gente. De venir a jugar golf a El Terrón y a hospedarse en un hotel de Manuel Tagle. Todos representantes de la gran burguesía nacional. Más allá del destrozo ambiental que produjo El Terrón, también se produjo un cambio en la dinámica local: nosotros estamos encerrado entre siete countries. Eramos un pueblo tranquilo, de calles de tierra y de repente se comenzó a llenar de otro perfil social, con otras posibilidades económicas, con otra forma de vida, con autos de alta gama, con piletas, con riegos por aspersión. En este espacio, donde muchas veces El Talar no tiene agua, están regando la cancha de golf de El Terrón»

«La destrucción de la madre tierra»

Uno de los vecinos que se manifestaron habló con el medio El Destape y aseguró «el complejo urbanístico El Terrón que quieren vender al mundo como si fuera la octava maravilla expresa un insulto a la Pachamama, a la destrucción de la madre tierra. La bandera wiphala que traemos aquí es la misma bandera de lucha que levantan los hermanos bolivianos que sufren la represión de un gobierno de derecha que fue avalado, precisamente, por otro gobierno de derecha como el de Macri»