El primer debate presidencial obligatorio tuvo lugar en la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe. Los candidatos del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Frente Nos, Consenso Federal, Frente de Izquierda y de los Trabajadores – Unidad y Unite por la Libertad y la Dignidad expusieron sus propuestas en el transcurso de dos horas.

Durante el debate por el eje temático de Derechos Humanos, Diversidad y Género, Gómez Centurión (Frente NOS) hizo énfasis en el problema de la legalización del aborto. «El primer derecho único es el derecho a la vida, me opongo a cualquier ley del aborto. Vamos a vetar cualquier ley del aborto que proponga el Congreso. Un embrión tiene vida propia desde el momento en que es un embrión, es hipócrita plantear que una mujer tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona. Respecto al curro de los Derechos Humanos, vamos a terminar con una vergüenza sistemática del pago de dos mil millones de dólares a delincuentes terroristas que atacaron unidades militares», señaló.

José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad), por su parte, sostuvo que «el liberalismo es el gran generador de Derechos Humanos en la historia. Basta del curro de los Derechos Humanos. Nosotros estamos de acuerdo con la implementación de la ESI (Educación Sexual Integral), en la medida en que sea un complemento de la educación sexual que los chicos reciben en la casa materna. Pero no estamos de acuerdo con que la ESI degenere en ideología de género». Al respecto, Alberto Fernández (Frente de Todos) salió al cruce: «Acá hay gente que piensa que los Derechos Humanos son un curro y que la dictadura no existió. El tema de los Derechos Humanos debe ser un imperativo moral de la sociedad argentina. Hay nuevas demandas en la sociedad que aparecieron en los últimos tiempos, y sin duda el colectivo feminista es el que más debe llamar nuestra atención. Presidente, si le preocupa la igualdad de género ocúpese de que ese presupuesto se ejecute adecuadamente. Nosotros vamos a crear el Ministerio de la Mujer, de la Igualdad y la Diversidad para que los argentinos entremos al siglo XXI». Luego, agregó: «No voy a escapar al tema del aborto, todos saben lo que yo pienso. Seguir castigando al aborto sólo logra criminalizar la conducta. Hay que tender a la legalización, porque con eso le vamos a dar la oportunidad a las mujeres pobres de que puedan hacerlo igual que lo hacen las mujeres ricas. No me preocupa el gasto público cuando se trata de ampliar derechos«.

El último eje temático fue el de Educación y Salud. Una vez más, algunos candidatos se cruzaron duramente. José Luis Espert aseguró que es necesario arancelar la universidad pública. «La universidad es carísima, hoy Argentina gasta mucho en eso. Creemos que es necesario conectar más aquél que usa el servicio educativo con aquél que lo paga», declaró.
Mauricio Macri señaló la necesidad de incluir la programación y la robótica en los programas educativos desde el jardín de infantes para que los chicos puedan «acceder a los trabajos del futuro». También, en una frase polémica y haciendo referencia a los dichos del candidato a Gobernador por la Provincia de Buenos Aires, sostuvo que «Kicillof va a poner una narco capacitación en las escuelas».
«Los hospitales, los insumos y las vacunas entraron en crisis. A Macri no le interesa la salud ni la educación pública. Cree que hay gente que tiene la desgracia de caer en la universidad pública y tiene una gobernadora que cree que los pobres no pueden ir a la universidad. El día que las universidades fueron gratuitas se llenaron de hijos de trabajadores. Le voy a prestar mucha atención a la educación porque creo que ahí está el futuro, así como ala ciencia y a la tecnología. Si la tecnología le parece tan importante, explíqueme, Presidente, por qué trató tan mal al Conicet, a nuestros científicos y a los Trabajadores. Yo pensé que íbamos a hablar en serio, pero el presidente sigue diciendo disparates. El presupuesto educativo de 2015 hasta hoy cayó un 40% y el presupuesto en Ciencia y Tecnología cayó un 43%. Hablemos en serio, presidente. Si le preocupa la salud, le cuento que el presupuesto en su gestión cayó un 23%. Usted no lo entiende porque sus privilegios son otros. Para los usureros todo, para la salud de la gente nada«, disparó Alberto Fernández de manera enfática.

Por último, en la ronda de conclusiones, Macri señaló que «Como verán, volvimos al atril y al dedito. El kirchnerismo no cambió, sigue siendo lo mismo. Sabemos que tenemos problemas, pero tenemos que confiar en nosotros mismos y en lo que hemos podido hacer. Hoy tenemos otra cultura del poder, hemos modernizado la Argentina. Hemos vuelto al mundo. 3 años y medio es muy poco tiempo para enderezar décadas de políticas erróneas». Fernández salió a su cruce una vez más: «2000 puntos de riesgo país y volvimos al mundo, qué raro. Nos quieren hacer creer que los argentinos chocamos cada diez años contra la misma piedra. La piedra son ellos. Hemos tropezado muchas veces con esa piedra, pero ya es hora de que no nos pase más. Estoy seguro de que entre todos y todas podemos cambiar la Argentina y ponerla de pie. Nuestro compromiso es volver a la Argentina productiva», cerró el candidato por el Frente de Todos.