El juez federal Rodolfo Canicoba Corral procesó hoy sin prisión preventiva y embargó por 500 millones de pesos al exministro de Transporte del mandato macrista, Guillermo Dietrich.

La causa de los peajes investiga la renegociación de la concesión de peajes en los accesos Norte y Oeste entre los años 2016 y 2018. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral procesó al exministro de Transporte, Guillermo Dietrich, esta mañana, poco antes de comenzar el trámite de declaración indagatoria de manera remota de otro imputado en el caso, el exministro de Hacienda Nicolás Dujovne. «El encausado cumplía una función pública y como tal, su principal y exclusivo objetivo debió ser proteger los intereses y las arcas del Estado», sostuvo el magistrado en la resolución.

Dietrich fue indagado el pasado viernes. Entregó un escrito y no respondió preguntas. Ahora, quedó procesado como coautor de supuesta «administración fraudulenta» durante su mandato. Según dio por probado el juez, tanto Dietrich como otros dos exfuncionarios ya procesados con anterioridad -el exdirector de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, y el ex Procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías– habrían actuado «direccionando toda negociación y contratación«.

Paralelamente, la Cámara Federal porteña confirmó al magistrado al frente de la causa al rechazar recusaciones presentadas por Iguacel y Saravia Frías, quienes habían pedido apartar a Canicoba Corral del caso por temor de parcialidad a raíz de las declaraciones públicas que hizo cuando anunció su renuncia al cargo, que se efectivizará el miércoles próximo.

Al procesar a Dietrich, Canicoba sostuvo que «los imputados actuaron con intención de perseguir una finalidad: beneficiar a las mencionadas empresas en sus contrataciones. Para ello actuaron con desvío de poder, según un interés no administrativo». De esta forma, se refirió a las firmas beneficiadas con la renegociación de las concesiones viales, Autopistas del Sol S.A. y Grupo Concesionario Oeste.

Dietrich, «quien al momento de los hechos se desempañaba como Ministro de Transporte de la Nación, y que fue quien aprobó y firmó los Acuerdos de Renegociación Contractual del Acceso Norte y Acceso Oeste, tenía bajo su órbita el cuidado de esos bienes e intereses ajenos», agregó el magistrado. «En este caso los beneficiarios son Mauricio Macri y su familia«, se lee en la resolución de Canicoba Corral.

En la causa se investiga el proceso de renegociación de los contratos, en el marco del cual los ex funcionarios «tenían la obligación de ajustar las gestiones a los principios generales que rigen toda contratación pública».

La firma de los acuerdos «permitió mediante la aplicación de cláusulas leoninas, prorrogar por diez años más una concesión de un servicio público, mediante una modalidad casi de contratación directa, sin para ello siquiera reunir informes técnicos y financieros o documentación respaldatoria que demuestren que las empresas beneficiadas, habían cumplido con las obligaciones contraídas, en tiempo y forma», concluyó el juez.