Los investigadores del ataque contra Miguel Arias, el legislador correntino baleado en un acto de campaña, reconocen que la causa avanzó en las últimas horas y que trabajaban “sobre varias líneas posibles”.

Ya pasaron más de 72 horas del ataque a tiros contra el diputado correntino Miguel Arias y todavía no hay una pista firme sobre el autor del disparo. Los investigadores del caso reconocen que la causa avanzó en las últimas horas y que trabajaban “sobre varias líneas posibles”.

Sabina Frederic, la ministra de Seguridad de la Nación que viajó exclusivamente a Corrientes para seguir de cerca los avances de la pesquisa, adelantó que “se recreó el hecho” ocurrido el jueves pasado a la noche, en el cierre de la campaña del Frente de Todos en la localidad de Tapebicuá.

Si bien no hay una pista fuerte, los detectives trabajan sobre la hipótesis de que el tirador no estaba entre el público presente y destacan los datos aportados por dos testigos que reconocieron haber visto movimientos extraños de un vehículo y una moto en la zona. Algunos, por ejemplo, señalan una zona oscura como el lugar donde supuestamente partió el disparo.

Las pistas por el ataque al diputado: un auto sospechoso, una zona oscura y un tirador que no aparece
El diputado Miguel Arias se encuentra estable y lúcido.

Los testimonios hablan de un VW Gol que fue visto en las inmediaciones del ataque. Siguiendo esta línea de trabajo apuntan a personas que se encuentran actualmente en Tapebicuá, aunque no serían originarios de esta localidad de 8 mil habitantes.

Los primeros datos de la pericia realizada a la camisa del diputado baleado indican que el disparo fue realizado de manera perpendicular y a una distancia menor a los siete metros.

La teoría que más cierra es que el tirador no se encontraba entre el público y que gatilló a corta distancia. Cerca del escenario, por ejemplo, había un grupo de militantes de la ciudad de Paso de los Libres, con redoblantes y tambores. ¿Hubo una pelea entre ellos?

Lo que no está claro es si el disparo iba a dirigido al diputado u otro dirigente que participaba del acto de cierre de campaña, o si se trató de un tiro accidental por otras razones. Pese a que pasaron ya más de 72 horas, nadie se anima a confirmar una u otra cosa.

Ataque diputado Arias
El diputado es asistido en el escenario segundos después del ataque a tiros.

Si efectivamente el blanco del ataque era Arias no se entiende por qué no le dispararon cuando dio su discurso, unos minutos antes que la candidata a viceintendenta Gloria Pared.

Del acto participaron el candidato a intendente de Tapebicuá, Carlos Brazeiro, el candidato a concejal, José Correia, y el actual intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa. Todo ellos -además de Pared, claro- tienen custodia policial.

“El blanco pudo haber sido (el candidato a intendente Carlos) Brazeiro que estaba al lado, o la precandidata a intendenta que estaba hablando. No sabemos, por eso todos tienen custodia”, reconoció Frederic.

En la provincia de Corrientes, además de la ministra de Seguridad de la Nación, se encuentran tres brigadas de la Policía Federal Argentina (PFA), una comitiva de la División de Homicidios de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y dos grupos especializados de la policía de Misiones.

Arias fue baleado el jueves por la noche en el abdomen en la localidad de Tapebicuá, en el marco de un acto de cierre de campaña del Frente de Todos.