El organismo internacional advirtió un “impacto profundo” de la expansión del coronavirus en la economía de la región.

El jefe del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, advirtió que la desaceleración de la economía de Estados Unidos impactará al resto del continente americano en caso de que se reduzca el comercio, la inversión extranjera directa, los flujos de turismo y las remesas. «Los brotes locales tensarán la actividad económica en el próximo trimestre y agravarán las condiciones ya de por sí inciertas en el ambiente de negocios, especialmente en México», aseguró.

«La principal prioridad para formuladores de política toda América Latina debe ser garantizar que el gasto relacionado con la salud esté disponible para proteger a los ciudadanos«, indicó Werner. También señaló que, mientras que Estados Unidos y Canadá están «altamente preparados para contener el virus», México, Brasil, Chile, Argentina y Ecuador están «medianamente preparados» y Perú, Colombia, Bolivia y Paraguay están menos preparados.

Por último, el representante del Fondo advirtió que «los países de América Latina y el Caribe se han visto afectados más tarde que otras regiones por la pandemia y, por lo tanto, tienen la oportunidad de aplanar la curva de contagio«.