El flamante presidente electo Alberto Fernández tuvo hoy su primer día en el despacho presidencial; sin embargo, el aire acondicionado no andaba: «No sé si el presidente iba a trabajar ahí porque no hay aire acondicionado», señaló a los periodistas acreditados en la Rosada, deslizando una chicana para quien fue su principal contrincante en las últimas elecciones.

Debido a eso, debió trasladar su reunión con la delegación caribeña en el salón Eva Perón, donde tuvo un encuentro con el presidente Cubano, Miguel Díaz Canel. En este intercambio, ambos mandatarios hablaron del lazo que une a ambos países y de la necesidad de intercambiar remedios y alimentos.

Acto seguido, partió junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner al acto de asunción de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, donde el ex ministro de Economía juró junto a su vice, Verónica Magario, en una ceremonia donde la ex gobernadora María Eugenia Vidal hizo el traspaso de su cargo.

Por la tarde, se espera que Fernandez almuerce con el subsecretario interino de Asuntos Hemisféricos, Michael Kovac: este funcionario «se quedó en la jura presidencial cuando Mauricio Claver-Carone, el asesor de Donald Trump que sigue especialmente el vínculo con la región, se retiró anticipadamente para destacar el el disgusto de la administración norteamericana con la presencia de Jorge Rodríguez, el funcionario de Nicolás Maduro que tiene captura internacional», como señala este artículo de INFOBAE.