El Riesgo país subió hoy 161 puntos por lo cual superó los 4000, nivel que no mostraba desde el mes de marzo.

En las últimas  horas el Riesgo País trepó hasta los 4040 puntos, se produjo al trascender que la Argentina presentaría mañana la oferta de canje para la deuda emitida bajo ley extranjera, que no sólo sería en duros términos sino que, especialmente, le daría pié al Gobierno para proceder a suspender los pagos.

Eso dejaría a los tenedores de los bonos Globales 12, 26 y 46 sin cobrar el cupón de intereses por unos US$500 millones previsto para la semana próxima (22 de abril).

Vale recordar que el ministro de Economía Martín Guzmán, no sólo había avisado en la videoconferencia realizada hace un mes que el país ya no podría «seguir utilizando reservas del Banco Central para pagar deuda, como se venía haciendo hasta ahora», sino que había aclarado, además, que una vez presentada la oferta quedarían suspendidos los pagos.

En el primer caso, aluden a los rumores que señalan que la Argentina presentaría una oferta de reestructuración que representa reconocerle entre US$39 y 40 centavos por cada dólar original del bono que tengan, en tanto que los nuevos títulos a entregar no reconocerían pagos de intereses hasta el año 2024, cuando comenzaría a abonar una tasa del 1% anual que iría creciendo progresivamente medio punto por año hasta llegar al 4,50%, valor que constituiría desde allí un tope.

En el segundo al paso formal que dio el Gobierno al presentar un pedido ante la comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) para registrar US$20.000 millones adicionales en nuevos títulos que se suman a los US$30.5000 millones ya registrados en marzo.

A estos se agrega, además, otro dato: trascendió en las últimas horas que el Ministerio de Economía habría suscripto con grandes fondos de inversión (con fuerte tenencia de bonos argentinos) un acuerdo de confidencialidad, lo que certificaría que vienen manteniendo contactos con ellos y -precisamente- busca que no trasciendan.

«Habrá que ver la oferta. La hipotética propuesta que circuló tiene condiciones muy duras y se apoya desde ya en las proyecciones del FMI para transformarla en sustentable. La principal diferencia con lo que piden los acreedores reside en la no capitalización de los cupones durante el período inicial y en un cupón de intereses permanente más bajo», explicó Santiago López Alfaro, de Delphos Investmet.

«Los bonos ley Nueva York operaron en baja lo que llevada al riesgo país a reacomodarse otra vez sobre los 4000 puntos básicos a la espera de conocer las duras condiciones que se descuentan incluirá la propuesta, lo.que potenciaría las discusiones con los tenedores y tiene un importante efecto en el valor presente neto de esos papeles», acotó el analista y consultor Gustavo Ber.