La iniciativa impositiva, que era impulsada por el gobernador bonaerense Axcel Kicillof, no pudo superar el cuarto intermedio debido a las trabas de la oposición: este sector argumentó que el proyecto implicaría elevar demasiado los aportes para los contribuyentes; sin embargo, como señala Página 12, » los aumentos principales de tasas afectan exclusivamente a propietarios de grandes extensiones de tierras o de otros activos de alta gama».

Ante este escenario, el referente kirchnerista calificó en una conferencia de prensa que la actitud opositora fue «irresponsable y penosa». «Algunos medios de comunicación se han dedicado a plantear que era un impuestazo», criticó, y explicó: «Estamos ante una maniobra política que ha servido de excusa para no acompañar a este gobierno que empieza ahora, hace nueve días», señaló. «El impuesto inmobiliario está subiendo en promedio un 55%, lo mismo que la inflación del año pasado», dijo, y sugirió que la indignación debería ser por ese panorama económico generado durante el macrismo, y no por esta nueva legislación.

«Esta ley, a diferencia de lo que hicieron los Vidal y los Macri, que le aumentaron a todos, va a ser en promedio de la inflación y más alto para aquellos propietarios que sí pueden pagar», esclareció, y aclaró: «están defendiendo al sector más rico y concentrado de la economía», dijo, haciendo una clara alusión a los medios y a la oposición.

Mirá la conferencia completa: