La acusación contra Evo Morales fue emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción de Bolivia.

Evo Morales, ex presidente de Bolivia, fue acusado por la Fiscalía de Bolivia por supuestos delitos de terrorismo, y fue solicitada por ello su detención preventiva. La acusación contra el ex presidente, quien se encuentra actualmente refugiado en nuestro país luego de haber sido obligado a renunciar a su cargo por las Fuerzas Armadas bolivianas, fue emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción.

Morales es investigado en el denominado en Bolivia como «Caso Audio», por una grabación telefónica en la que una voz que se atribuye al ex presidente insta a bloquear ciudades durante el conflicto político y social que atravesó el país entre octubre y noviembre del año pasado.

La imputación por supuestos delitos de terrorismo y financiamiento del terrorismo se basa en una conversación telefónica con el dirigente cocalero Faustino Yucra.

El audio incluye frases como «hermano, que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad», que supuestamente pronuncia el ex presidente desde México, donde acudió antes de viajar en diciembre pasado a Buenos Aires tras ser desplazado de su puesto en un golpe militar.