Desde su cuenta de Twitter, el derrocado presidente de Bolivia apuntó contra los opositores que le realizaron un golpe de Estado el día de ayer.

En medio de la situación crítica que se está viviendo en Bolivia, Evo Morales denunció estar siendo perseguido por la oposición. En las últimas horas, su casa y las de sus familiares y funcionarios fueron saqueadas y algunas hasta incendiadas. Morales apuntó especialmente en sus declaraciones vía Twitter contra los dirigentes golpistas Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a quienes les advirtió que pasarán a la historia como «racistas, discriminadores y conspiradores».

El mandatario también expresó su agradecimiento para con quienes le mostraron su apoyo y le ofrecieron ayuda. El presidente Mauricio Macri aún no ha realizado declaraciones al respecto de la intervención golpista en el país vecino. «Los golpistas destruyen el Estado de Derecho», señaló Morales en otro tweet.

Desde la tarde de ayer, la situación de violencia crece en el país vecino y ahora Evo Morales, sus ministros y familiares, temen por su seguridad.