Facundo Castro fue visto por última vez en un retén sobre la ruta rumbo a Bahía Blanca. Su familia pide que se aparte a la Policía Bonaerense de la investigación.

Facundo Astudillo Castro, de 22 años, salió de la casa de su madre el 30 de abril, en la localidad bonaerense de Pedro Luro. Su destino final sería Bahía Blanca, recorrido que atravesaría, según se supo, a dedo, para llegar a la casa de su ex novia. Sin embargo, nunca llegó a su destino.

El joven no contaba con un permiso de circulación. Por lo tanto, a 30 kilómetros, un retén policial lo detuvo y le labró un acta por romper el aislamiento social preventivo y obligatorio. Según la versión policial, lo dejaron seguir su ruta hacia Bahía Blanca. Desde ese día, Facundo está desaparecido. Su familia presentó la semana pasada una denuncia penal por desaparición forzada, y pidió que la Policía Bonaerense sea apartada de la investigación. La Comisión Provincial por la Memoria se presentó como querellante en la causa.

Facundo Castro se encuentra desaparecido desde el 30 de abril.
Facundo Castro se encuentra desaparecido desde el 30 de abril.

Junto con la Comisión y la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense, la familia de Facundo presentó la denuncia ante el juzgado federal 2 de Bahía Blanca. En la denuncia, incluyen declaraciones de tres testigos que aseguran haber visto al personal policial subir al joven a un patrullero, en vez de haberlo dejado continuar su camino, como habían dicho.

El abogado de la familia de Facundo, Luciano Peretto, asegura que las declaraciones del personal policial están llenas de contradicciones. Cristina Castro, la madre del joven, expresó: «Acá la gente no se pierde. Somos un pueblo y nos conocemos todos. La única certeza que tenemos es que los últimos que lo vieron son los polícias«.

Facundo salió de su hogar materno con un pantalón de jogging negro y una campera deportiva también negra, zapatillas azules y una mochila marca Wilson. Su madre recibió un llamado por parte de la Policía mientras se encontraba trabajando, en el cual le explicaron que le habían labrado una infracción a su hijo por haber roto la cuarentena. A las 13 horas del 30 de abril, Cristina se comunicó con Facundo por última vez: «No sabés dónde estoy, no me vas a volver a ver más«, le habría dicho el joven.

Esa misma noche, la Policía fue hasta la casa de Cristina para que ella firmara el acta de constancia de domicilio. El personal policial no hizo referencia al paradero de Facundo, a pesar de que deberían haberlo escoltado de regreso a su hogar. «Pensé que había seguido camino. Yo estuve varios días enojada. Quizá él me quizo pedir ayuda en ese último llamado y no me di cuenta», se lamenta Cristina.

Denuncian la desaparición forzada de Facundo Castro por parte de la Bonaerense
Las versiones sobre la desaparición del joven por parte de la Bonaerense son contradictorias y encendieron las alarmas de su familia.

Tras las declaraciones de la Policía, los amigos de Facundo comenzaron a llamarlo incansablemente por teléfono, sin obtener respuesta alguna. Su novia realizó 36 llamadas al celular del joven, sin éxito tampoco. Uno de los amigos del joven, que lo había estado llamando durante todo el día, recibió un mensaje de texto de Facundo a las 20 horas que decía: «Me estoy quedando sin señal y sin batería, cuando pueda te llamo». El celular de Facundo no volvió a aparecer ni a encenderse.

Las contradicciones en la versión del personal policial

La versión oficial de la policía, que sostiene la investigación por «averiguación de paradero», fue brindada por los oficiales Curruhinca y Sosa, de la Policía Bonaerense. Los oficiales declararon haberle labrado el acta a Facundo por infracción al aislamiento obligatorio en la localidad de Teniente Buratovich. El personal policial chequeó su domicilio en Pedro Luro y, según ellos, lo dejaron seguir. Sin embargo, mientras el acta dice que Facundo fue detenido dentro del pueblo, la declaración en la causa asegura que la detención ocurrió en un retén policial en la ruta.

El 15 de junio, la Policía contó a la familia de Facundo otra parte de su versión que hasta el momento era desconocida: una oficial, Xiomara Flores, quien se encontraba vestida de civil, habría llevado a Facundo en su auto particular hasta la siguiente localidad más cercana, Teniente Origone. La versión de Flores fue apoyada por otro policía, quien declaró haber encontrado al joven en la localidad de Origone gracias a una denuncia anónima por violación de la cuarentena. En ese momento, el policía lo detuvo para requisarlo y dice recordar que Facundo le contó que se dirigía al hogar de su ex novia en Bahía Blanca.

Según la versión del policía, el mismo chequeó que ya le habían labrado un acta al joven por otra infracción en la localidad de Buratovich, y tampoco lo obligó a regresar a su domicilio. «En el testimonio que dio en la comisaría dijo que una Duster Oroch lo levantó rumbo a Bahía, pero con nosotros, en el rastrillaje, no lo mencionó», señala el abogado Peretto.

Sin embargo, la investigación dio un nuevo giro la semana pasada, cuando tres testigos se acercaron a la familia de Facundo para contarle que vieron a la Policía subiendo a Facundo a un patrullero a tres kilómetros del lugar donde estaba el retén el 30 de abril. Los tres testigos se habían presentado para declarar, pero nunca fueron convocados por la Policía. Desde entonces, la familia de Facundo pide que se aparte a la Bonaerense de la investigación. «No pueden los mismos policías que cometieron irregularidades y omisiones, que sospechamos son dolosas, seguir instruyendo la causa y estar en contacto con los testigos», explicó Peretto.