El presidente Alberto Fernández encabezó esta mañana, por videoconferencia, la ceremonia por la celebración del Día de la Amistad Argentino-Brasileña junto a su par de Brasil, Jair Bolsonaro.

El primer diálogo entre los mandatarios se dio al conmemorarse el Día de la Amistad Argentino-Brasileña, cuyo primer encuentro fue hace 35 años atrás, entre los ex mandatarios Raúl Alfonsín y José Sarney en Foz de Iguazú.

Fernández remarcó que ese día fue «muy importante para Argentina y Brasil y para todo el continente» porque «por primera vez empezó a pensarse en la integración del continente».

«Celebro este encuentro para darle al Mercosur el impulso que está necesitando y es imperioso que Brasil y Argentina lo hagan juntos», indicó.

Además, llamó a dejar «las diferencias del pasado y encarar el futuro con las herramientas que funcionen bien entre nosotros», potenciando «los puntos de acuerdo».

Por su parte, Bolsonaro aseguró que «el Mercosur» es el «principal pilar de integración» latinoamericana y llamó a buscar «mecanismos más agiles y menos burocráticos» en el marco del organismo multilateral.

El mandatario brasileño también expresó su voluntad de avanzar en áreas de interés común, «en especial, en el ámbito del turismo», entre ambos países.  «Nuestras fuerzas armadas tienen una excelente integración. Fortaleceremos nuestra integración en las industrias de la defensa y avanzaremos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen trasnacional», manifestó Bolsonaro.

Fernández participó del diálogo mediante una videoconferencia desde la residencia de Olivos, en tanto que también participó el expresidente brasileño Sarney, a quien le rindieron homenaje por su vocación de diálogo con el entonces mandatario Raúl Alfonsín.

«Esta fecha fue elegida para recordar el comienzo del Mercosur, donde estábamos en búsqueda de crecer y formar un grupo competitivo a nivel internacional para ampliar la integración de nuestros países», expresó Sarney.