El organismo se encuentra revisando el monto de $10.000 del IFE para el mes de junio, ya que la cantidad de beneficiarios superó el doble de las estimaciones originales del Gobierno.

Desde abril, la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) brinda un bono de $10.000 a alrededor de 8.700.000 personas en todo el país en concepto de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por la pandemia de coronavirus que afecta al país y a la economía de todos los habitantes. El bono volverá a ser emitido en junio, pero el organismo analiza el impacto que tendría en el tesoro que se siga manteniendo el mismo monto.

La medida había sido pensada para alcanzar a unos 3,6 millones de hogares, pero se trató de un error de cálculo que superó el doble de beneficiarios. ANSES se encuentra ahora definiendo un nuevo calendario de pago del IFE para el mes de junio, pero también se está analizando la posibilidad de modificar el monto que será transferido a cada familia beneficiaria, ya que la partida asignada el último mes llegó a los 89.000 millones de pesos.

Otro problema que es necesario encarar es el tiempo que se tarda en completar todos los pagos, ya que el calendario de la primera ronda de bonos demoró 8 semanas en completarse. La nueva titular de ANSES, Fernanda Raverta, aseguró que se está tratando de establecer un cronograma más corto y que se trata de «un esfuerzo muy grande, que superó las expectativas«.