Tras el asesinato de Qassem Soleimani, los principales referentes de la República Islámica se declararon abiertamente en contra de los Estados Unidos de América.

Qassem Soleimani, general comandante de la fuerza de élite Al Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, murió esta madrugada en medio de un ataque con drones dirigido por los Estados Unidos cerca del aeropuerto de Bagdad, capital de Irak. Tras un provocativo tweet del presidente estadounidense Donald Trump y de que el país norteamericano se hiciera cargo del ataque, las respuestas de los referentes iraníes no tardaron en llegar.

En este marco, el ayatolá Ali Khamenei prometió “vengar” la muerte de Qassem Soleimani y decretó tres días de duelo nacional en el país. Medios oficiales persas publicaron un comunicado oficial según el cual la “gente más cruel de la tierra” es la culpable del asesinato del “honorable” comandante que “luchó valientemente durante años contra los males y los bandidos del mundo”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, se refirió al ataque como una «escalada extremadamente peligrosa e imprudente». Mohsen Rezai, ex jefe de los Guardianes de la Revolución, prometió también que la venganza contra los Estados Unidos será «terrible». Además, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, prometió que “la bandera del general Soleimani en defensa de la integridad territorial del país y la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región será izada. La gran nación de Irán tomará venganza por este atroz crimen”.