El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que el recorte de obras en educación y en otros sectores del gobierno porteño está vinculado a la poda de fondos.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad, se excusó con la falta de reformas o mejoras en relación al regreso de las clases presenciales, y explicó que no hay fondos para obras publicas dado el recorte hecho por el Gobierno nacional en el presupuesto porteño dispuesta por el presidente Alberto Fernández en septiembre del año pasado.

La reducción de obras, tanto en lo educativo como en el resto, tiene que ver en la baja de la coparticipación que impulsó el gobierno nacional en forma inconstitucional, dijo el funcionario porteño en una conferencia de prensa en donde se brindaron detalles sobre el regreso de las clases presenciales. Larreta planteó un reclamo judicial ante la Corte Suprema de Justicia, cuya sentencia podría conocerse en los próximos días.

A partir de esa decisión del jefe de Estado, hubo un quiebre en la relación política entre Fernández y Rodríguez Larreta. Los fondos que se dejaron de girar a la Capital Federal fueron utilizados, entre otras cosas, para desactivar una protesta de policías bonaerenses que exigían aumentos de salarios y mejores condiciones. Parte de los uniformados actualmente amenazan con volver a movilizarse.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, agregó: “Al igual que sucedió con el resto del plan de obra de la Ciudad, hemos tenido que suspender la construcción de nuevas escuelas, no fue una baja del presupuesto”. La funcionaria explicó que la Ciudad “venía con un presupuesto con una alta inversión en nuevos edificios»

Y continuó: «De un plan para construir 54 escuelas, se terminaron de ejecutar 50 y el presupuesto de educación no ha sido reducido”. El gobierno de la Ciudad presentó hoy el protocolo definitivo para el regreso a las aulas con un modelo de “presencialidad cuidada”.