El presidente Alberto Fernández dialogó hoy en la Casa de Gobierno con representantes de organismos de Derechos Humanos que forman parte del Instituto Espacio Memoria y entre los que se encontraban Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Ana María Careaga y Beinusz Szmukler.

Recordemos que días atrás al despedir un contingente del Ejército que partía hacia Chipre en una Misión de Paz, el Presidente había señalado que «tenemos que dar vuelta la página» en relación con el terrorismo de Estado por la «inconducta» de algunos oficiales durante la última dictadura militar.

Horas más tarde, Cortiñas declaró que esos dichos del Presidente tenían un sesgo «negacionista».

Luego el Presidente aclaró  por Twitter: «Que nadie dude de en qué lugar estoy parado. Que nadie crea que niego el horror vivido. Como siempre, debemos estar unidos para que el Nunca Más que pregonamos sea nunca más en la Argentina» y, ante ello, Cortiñas admitió que el término «negacionista» fue «un poco fuerte» y que no lo volvería a usar.

Con está reunión esas diferencias parecen haber quedado atrás y los representantes de Derechos humanos la  calificaron como “cordial y amable”, los organismos pidieron por la revalorización del Instituto Espacio Memoria, que se encarga de analizar los archivos de organismos del Estado relacionados con la última dictadura militar.

«El Presidente tuvo una actitud muy abierta y respondió a todas nuestras inquietudes. Hablamos sobre el hambre, la deuda externa y los caminos que debemos recorrer para lograr Memoria, Verdad y Justicia», señaló Nora Cortiñas, integrante de la asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora al término del encuentro.

También le transmitieron su preocupación por la “lentitud” con la que se desarrollan los procesos judiciales sobre delitos de lesa humanidad y hablaron sobre la situación social del país y de América Latina.

Entre los presentes se encontraban, además, Alcira Argumedo, Stella Calloni, Lita Stantic, Irma Medina, Oscar Stellez, Daniel Domergue y Ana Fernández.