Mientras en el conurbano bonaerense hay miles de evacuados por las inundaciones, en su visita a Río Cuarto realizó un comentario desafortunado sobre la lluvia

El presidente Mauricio Macri estuvo este miércoles en Río Cuarto, provincia de Córdoba con su gira del «Sí, se puede», provincia en la cual obtuvo su mayor victoria, aunque no fue suficiente para ganar las PASO. En el marco de esta gira realizó un comentario bastante desacertado sabiendo que muchos barrios del conurbano aún se encuentran inundados. «Esta lluvia es bendición» expresó.

Así con el aplauso de los militantes que lo acompañaban, el mandatario gritó en su discurso «nadie los obligó a venir, no hubo ningún colectivo. Y encima llueve, esta lluvia es bendición, que nos moje bien. Es Dios que nos está acompañando».

Sin embargo este no es un comentario muy afortunado ya que el conurbano bonaerense tiene localidades que hace días están bajo el agua y los vecinos no obtienen respuestas.

Miles de vecinos tuvieron que evacuar sus casas y no se sabe cuando podrán regresar. A su vez hay tantos otros que no quieren deshabitarlas para cuidar las pocas pertenencias que tienen de los robos En la mayoría de estas localidades el agua superó. el metro de altura y se están realizando colectas y campañas para ayudar a los damnificados. Sin embargo desde el Gobierno no hay respuestas