En medio de su campaña de cara a octubre, el líder del oficialismo, Mauricio Macri, se prepara para realizar un viaje de tres días a Nueva York, donde participará de la asamblea general de la ONU. En este encuentro, se espera que el referente de Cambiemos se reúna con el presidente estadounidense, Donald Trump, y con el chino, Xi Jinping, y se muestre como un mandatario con apoyo internacional.

«En el caso del presidente de Estados Unidos, el encuentro cobra mucha relevancia en estos momentos ya que se trata de un socio clave con fuerte peso en el FMI, donde se debe definir el giro de 5.400 millones de dólares para la Argentina. En el caso del presidente de China, la reunión también es relevante en función de los proyectos de inversión que están en carpeta y que podrían reactivarse con una eventual reelección de Macri», afirma Infobae acerca de estas reuniones bilaterales.

Por otro lado, y con respecto a su intervención en este encuentro, se afirmó que Macri apuntará contra el gobierno de Nicolás Maduro, en Venezuela, y expondrá la lucha de argentina contra el terrorismo, en donde Hezbollah figura como una organización de estas características.