Según el nuevo informe del FMI sobre las Perspectivas Económicas Mundiales, la economía argentina caerá 3,1% este año y en 2020 seguirá el retroceso.

En el marco de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional, esta mañana se presentó en Washington el nuevo informe sobre las Perspectivas Económicas Mundiales. Según este estudio, los augurios para nuestro país no son alentadores: la Argentina integra el selecto grupo de países emergentes que «ha empujado en parte el declive del crecimiento proyectado para 2019», como otros como Irán, Turquía, Venezuela, Yemen y Libia.

Las perspectivas para Argentina no son buenas: “Los riesgos hacia adelante son claramente hacia abajo debido a una drástica caída en las condiciones de mercado”, señala el informe. Los números de la economía mostraron una caída muy marcada en el primer semestre. Argentina tendrá una caída de 3,1% este año, mucho más de lo que el propio FMI había pronosticado en Julio pasado -el 1,3%-, y además habrá un deterioro que se extenderá a 2020 con un retroceso de 1,3%.

Tras las elecciones primarias del 11 de Agosto, que lo señalan a Alberto Fernández como el candidato favorito para ganar las elecciones en primera vuelta, el Fondo Monetario Internacional debió recalcular a la baja sus previsiones para la Argentina. Según los pronósticos del organismo, para el año que viene en la región de América Latina sólo nuestro país y Venezuela tendrán un índice negativo.  Aunquereconocen que el panorama futuro es sumamente incierto, sostienen que la caída de la economía argentina podría comenzar a revertirse recién hacia fines del año que viene.