Tras las advertencias de organismos de las Naciones Unidas, el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio continúa con sus declaraciones en contra de los extranjeros en nuestro país

El Comité de Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios, dependiente de las Naciones Unidas, instó la semana pasada al Gobierno a que adopte medidas inmediatas para derogar el decreto que en el año 2017 estableció endurecer la política migratoria cerrando las puertas a personas con antecedentes penales y agilizando los procesos de deportación.

Pero para el senador Miguel Ángel Pichetto, candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, no podemos estar «obligados a convivir con delincuentes que han cometido delitos graves». En diálogo con CNN Radio, insistió en que está en contra de los «extranjeros que rompen el pacto de convivencia. Esta gente se tiene que ir, con sus hijos, con su familia».

El Comité de la ONU también exige al Gobierno que revise todos los casos de expulsiones que se hayan concretado desde la sanción del decreto y mostró preocupación por las situaciones de violencia y acoso por parte de la policía de las que son víctimas vendedores ambulantes de Senegal y Haití, el colectivo LGBTIQ y trabajadores de la industria textil.