Sigue el conflicto por la presencialidad en las escuelas. Desde el Gobierno habilitaron un 0-800 para denunciar a establecimientos educativos que presionen a las familias y a los docentes a asistir de manera obligatoria.

Presencialidad en las escuelas. El Ministerio de Educación de la Nación, en un trabajo conjunto con la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, habilitó una línea telefónica gratuita para denunciar presiones por parte de los establecimientos educativos de CABA y Mendoza que aún exigen asistencia obligatoria de personal docente, no docente y estudiantes.

Las líneas de contacto fueron habilitadas para que familias, docentes y no docentes puedan realizar denuncias ante diferentes abusos de las autoridades jurisdiccionales de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Mendoza hacia aquellas familias y trabajadores que decidan no concurrir a los establecimientos educativos en aquellas zonas de alerta o alarma epidemiológica. Estas líneas se habilitaron debido a numerosas consultas recibidas por miembros de la comunidad educativa en las últimas semanas.

Después del conflicto con Rodríguez Larreta por las clases presenciales, y con un nuevo DNU vigente, el ministro Trotta declaró hace unos días que las nuevas medidas del Ministerio de Educación con respecto a las clases fueron consensuadas con el Consejo Federal de Educación, y deben ser respetadas:

«Nos reunimos todos los ministros de Educación de las provincias y de la Ciudad y se decidió, por 22 votos a favor del total de 24, que hay que priorizar la presencialidad con protocolos estrictos, pero que también tenemos que reflejar lo que establece el DNU vigente para situaciones de alarma epidemiológica en la cual hay que suspender la presencialidad», explicó Trotta.

presencialidad escuelas

En un comunicado, desde el Gobierno informaron: «con el fin de resguardar el derecho humano de todas las personas a una educación y un trabajo con salud, el Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Educación, recibirá las denuncias pertinentes y llevará adelante las acciones que correspondan».

Asimismo, agregaron que en las últimas semanas los reclamos más frecuentes de las familias han sido: «sanciones a través del cómputo de inasistencias o la puesta en riesgo de sus vacantes, como así también la falta de garantía del cumplimiento de clases a distancia para mantener la continuidad pedagógica».

Por su parte, en el caso de los docentes y no docentes, «han manifestado haber sido apercibidos con el descuento de haberes por ausentarse a sus puestos de trabajo (aún ofreciendo trabajar a la distancia) y fuertes amenazas para conservar sus fuentes de ingreso», declararon.

La campaña en redes por parte del INADI

Desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), en un posteo de Instagram, informaron: «En este contexto de pandemia y en los distritos que cuentan con restricción a la presencialidad escolar, la exigencia de mandar a les hijes al colegio, como así también las diferencias de contenido entre quienes asisten físicamente y quienes cursan virtualmente pueden ser considerados como hechos discriminatorios.» El mensaje generó polémica en las redes, y la palabra «INADI» fue Tendencia en Twitter.

Presencialidad en las escuelas: desde el Gobierno habilitan un 0-800 para denunciar presiones

Líneas de contacto: Secretaría de Derechos Humanos, a través del 0800 122 5878. También se puede enviar un mensaje de Whatsapp al 11 4091 7352 o un correo electrónico a [email protected]