El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró que el Gobierno nacional no colabora en la pelea contra la inseguridad.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se refirió a la situación del Gobierno respecto a la problemática de la seguridad en el país. Recientemente, el funcionario de la provincia de Buenos Aires insistió en que el poder del espacio oficialista lo tiene la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y cuestionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad cuando se registra mayor número de casos de covid-19.

En una entrevista televisiva en el programa Animales Sueltos, realizada por el periodista Luis Novaresio, Berni apuntó contra su mismo espacio y realizó una acusación que trasciende la esfera política e impacta directamente en la órbita institucional. El titular de la cartera de Seguridad de la provincia de Buenos Aires aseguró que el Gobierno nacional no colabora en la pelea contra la inseguridad y no asiste al distrito con los recursos necesarios: “Estamos solos”, disparó.

Las diferencias entre Sergio Berni y la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, se remontan al comienzo de la gestión de Alberto Fernández. El ministro bonaerense le viene reclamando insistentemente al Gobierno nacional una mayor “coordinación” con las fuerzas federales, y hasta pidió el retiro de las unidades. La tensión parecía resuelta hacia mediados de febrero tras un acuerdo entre las dos jurisdicciones, pero volvió a surgir ayer tras el reclamo público del funcionario del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

«¿Consigue apoyo del Ministerio de Seguridad de la Nación? Si le pide a Frederic que lo asista frente a esta crisis, ¿lo asiste?», le preguntó el periodista a Berni en la entrevista televisiva. “Nada”, respondió el último.

Novaresio entonces indagó respecto de esta situación, ya que ambos funcionarios pertenecen al mismo partido político. «No tiene que ver si somos del mismo o distinto partido», respondió Berni. «Es la voluntad del gobierno nacional de asistir a una provincia que está en una crisis de seguridad profunda, una crisis de seguridad que se vino profundizando en los últimos años y que no tiene los recursos no solamente humanos, sino materiales y tecnológicos para afrontarla. Es imposible, es inviable una recuperación y un trabajo profundo en materia de seguridad en la provincia de Buenos Aires si el gobierno nacional no lo asiste«, explicó.

El funcionario bonaerense aseguró que la última vez que habló con Frederic fue media hora antes de que se decretara la cuarentena, el pasado 19 de marzo. Si bien sostuvo que el gobernador Axel Kicillof está al tanto, Berni se mostró resignado: “Estamos acostumbrados a esto”, enfatizó. Además, planteó que la crítica “no se debe a una cuestión política”, sino a “dimensionar la responsabilidad que tiene el Gobierno nacional de ayudar a la provincia”.

Para graficar la falta de colaboración del Gabinete nacional, el ministro recordó que cuando Mauricio Macri asumió como Presidente, en el año 2015, le transfirió 20 mil efectivos de fuerzas federales a la Ciudad de Buenos Aires, la estructura necesaria e incluso helicópteros y sistemas de comunicación. “Nosotros todavía estamos esperando un helicóptero que pedimos”, comparó.

“No estoy caliente, estoy resignado. Lo venimos manifestando hace más de seis meses, hay una voluntad de no asistirnos y estamos resignados a saber que la tenemos que pelear solos”, declaró el ministro, que estuvo al frente de los operativos en Villa Madero y Villa Azul en medio de la pandemia de coronavirus. A su vez, el funcionario comentó que recibió un escaso envío de fuerzas federales. “No sabemos quiénes son, dónde están ni qué hacen. Andan por ahí como patrulla perdida”, ironizó.

Ante la pregunta de Novaresio sobre si el problema con Frederic es ideológico, Berni respondió: “Habría que preguntarle a ella, nosotros trabajamos con lo que tenemos». Y resaltó que más allá de las diferencias de color político, con los funcionarios de Rodríguez Larreta hay un diálogo constante en materia de seguridad: “Tenemos un ida y vuelta permanente”.

 “Con el Gobierno de la Ciudad tenemos que ser recíprocamente solidarios, las acciones que tenemos que tomar tienen que ser compartidas y solidarias”, analizó. También comentó que, con otros ministros de Alberto Fernández, la relación es diferente: “Con Arroyo (Daniel) no he tenido problemas, levanto el teléfono y me lo soluciona en dos minutos; con Ginés (González García) también”.

Berni asegura que acerca de estas diferencias con Frederic no habló ni con Alberto Fernández ni con Cristina Fernández de Kirchner, pero sí con Axel Kicillof porque “es el jefe político de la provincia de Buenos Aires y es quien sabe lo que hay que hacer”.

En esta línea, de cara a las medidas a tomar en el marco de la pandemia, el titular de la cartera de Seguridad bonaerense remarcó que “las decisiones tienen que ser coherentes” porque “la situación económica y social es complicada”. “La decisión que se tome tiene que ser cumplible en la práctica y tiene que haber un mayor compromiso de la sociedad en su conjunto”, concluyó.

El ministro Sergio Berni volvió a tomar mucho protagonismo en los últimos días. Primero, por haber cuestionado duramente al gobierno porteño, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, por la falta de “solidaridad” al permitir las salidas a la calle para correr. “Me sentí un pelotudo”, definió. Y ayer intervino en un corte de la autopista Ricchieri de vecinos de la villa 2 de Abril, que exigían mayor patrullaje y la presencia de la Gendarmería en la localidad de Villa Madero, de La Matanza. Berni apareció ante las cámaras y recorrió el asentamiento con un fuerte operativo policial. El reclamo se desencadenó por un tiroteo entre bandas narcos, que dejaron herido a un trabajador que fumigaba el lugar.