La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, era espiada ilegalmente por el gobierno de Mauricio Macri.

La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, podría llegar a presentarse como querellante en la causa que investiga presuntas acciones de espionaje ilegal en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri. En la causa, se investiga que durante la era Cambiemos, fueron espiados más de 500 periodistas, políticos y académicos.

Según se supo, Vidal espera a ver qué hay en el expediente, pero ya tiene decidido impulsar la acción penal, al igual que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli. El asunto podría generar quiebres dentro del espacio de Cambiemos, y Macri busca convencer a todos los presuntos espiados de su propio partido que se trata de «una causa armada». La publicación de la lista de víctimas del espionaje ilegal causó gran revuelo en todo el país.

No es la primera vez que María Eugenia Vidal se entera de que estuvo siendo espiada por el gobierno de Mauricio Macri.
No es la primera vez que María Eugenia Vidal se entera de que estuvo siendo espiada por el gobierno de Mauricio Macri.

No es la primera vez que Vidal se entera de que su propio gobierno la estaba espiando: en 2017, la AFI instaló bases en la provincia de Buenos Aires, supuestamente, para combatir al narcotráfico. Luego, en 2019, volvió a aparecer en una lista sospechosa, al comienzo del año electoral que culminó con su propia derrota en las urnas y con la de Mauricio Macri. Sin embargo, en ambas oportunidades, tanto el expresidente como las principales autoridades de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, negaron todo.

Por su parte, Mauricio Macri asegura que la causa del espionaje ilegal está «armada», que «plantaron» familiares suyos en la lista de espiados que se investiga y que él no tiene nada que ver con todo el asunto. Esto fue lo que le aseguró tanto a la exdiputada de Cambiemos, Elisa Carrió, como a Horacio Rodríguez Larreta cuando se juntó a conversar con ambos. Cuando Macri fue procesado por espionaje ilegal en 2019, causa por la cual fue sobreseído algunos días después de asumir la presidencia de la Nación, el exmandatario había culpado a su propio padre, el hoy difunto Franco Macri.