La calcifilaxis es una enfermedad grave y poco frecuente en la que se acumula calcio en los pequeños vasos sanguíneos de la grasa y de la piel.

La calcifilaxis provoca coágulos de sangre, úlceras dolorosas en la piel y puede causar infecciones graves que pueden llevar a la muerte. Las personas que tienen calcifilaxis suelen presentar insuficiencia renal y necesitan diálisis o han tenido un trasplante de riñón reciente. Este trastorno también puede ocurrir en personas sin enfermedad renal.

Síntomas
Calcifilaxis (acumulación de calcio)
Los signos y síntomas de la calcifilaxis incluyen los siguientes:
Patrones grandes en la piel, parecidos a redes, de color púrpura – Protuberancias profundas muy dolorosas que se ulceran y crean llagas abiertas con costras de negras a marrones que no logran cicatrizar, normalmente en áreas de la piel con alto contenido de grasa, como el estómago y los muslos, aunque pueden aparecer en cualquier parte – Infecciones de heridas que no sanan.
Causas

Se desconoce la causa exacta de la calcifilaxis, pero estudios recientes han revelado que la mayoría de las personas con esta enfermedad tienen anomalías en los factores de coagulación de la sangre. Los factores de coagulación de la sangre son sustancias en la sangre que ayudan a detener el sangrado. Estas anomalías pueden hacer que pequeños coágulos de sangre se formen con más frecuencia de lo que normalmente lo harían.
Además, las personas con calcifilaxis tienen un desequilibrio en el metabolismo del calcio. Esto hace que el calcio se deposite en las partes más pequeñas de las arterias (arteriolas), lo que con el tiempo puede conducir a la formación de coágulos de sangre en las arteriolas. Los coágulos de sangre pueden hacer que los tejidos grasos y la piel se vean privados de oxígeno y nutrición.

Factores de riesgo
Calcifilaxis (acumulación de calcio)
La calcifilaxis afecta con mayor frecuencia a las personas que tienen insuficiencia renal en estadio terminal. Los posibles factores de riesgo incluyen los siguientes:
Ser mujer – Obesidad – Diabetes – Anomalías en los factores de coagulación sanguínea – Diálisis a largo plazo y a veces trasplante de riñón – Un desequilibrio de calcio, fósforo y aluminio en el cuerpo – Algunos medicamentos, agentes fijadores de calcio o corticosteroides – Una producción excesiva de la hormona paratiroidea, que regula el nivel de calcio y fósforo en el cuerpo, un trastorno conocido como hiperparatiroidismo – Uremia, un trastorno tóxico en el que las sustancias que normalmente se eliminan en la orina, como el calcio y el fósforo, se acumulan en el cuerpo.
Complicaciones

Entre las complicaciones de calcifilaxis se incluyen las siguientes:
Dolor intenso – Úlceras de gran tamaño, profundas que no cicatrizan – Infecciones sanguíneas – Muerte, por lo general debido a una infección e insuficiencia multiorgánica – Por lo general, el panorama para las personas con calcifilaxis no es prometedor. La detección y el tratamiento tempranos son muy importantes para prevenir infecciones serias.

Diagnóstico
Calcifilaxis (acumulación de calcio)
Para determinar si tienes calcifilaxis, el médico revisará tu historia clínica, evaluará tus síntomas y realizará un examen físico. Estas son algunas de las pruebas:
Biopsia de la piel – Análisis de sangre – Estudios de diagnóstico por imágenes
Conoce más sobre el análisis de nitrógeno ureico (BUN) en sangre, el análisis de creatinina y los análisis de funcionamiento hepático.
Tratamiento

Para tratar la calcifilaxis se utilizan varias intervenciones, incluidas las siguientes:
Cómo restablecer el oxígeno y el flujo de sangre a la piel – Es probable que se recete medicación que ayuda a prevenir que la sangre se coagule (medicamentos anticoagulantes) – De estar disponible, la terapia de oxígeno hiperbárico puede ayudar a aumentar el suministro de oxígeno a las partes afectadas del cuerpo – Descenso de los depósitos de calcio – Diálisis – Cambio de medicamentos – Administración de medicamentos – Cirugía.
Aplicación de tratamiento intensivo en la herida
Para que se curen las llagas, es posible que haya que extraer quirúrgicamente (desbridamiento) parte del tejido dañado por la calcifilaxis. En algunos casos, se puede extraer el tejido con otros métodos, como los vendajes húmedos. La administración de antibióticos es parte del tratamiento y la prevención de la infección en la herida. Es posible que te ofrezcan medicamentos para controlar el dolor causado por la calcifilaxis o que aparece durante el cuidado de la herida.

Consulta al médico

Es posible que primero consultes con tu médico de cabecera. Es posible que te deriven a un especialista en trastornos de la piel (dermatólogo) o enfermedades renales (nefrólogo).