El daltonismo o, más exactamente, la visión de color mala o deficiente, es una incapacidad para ver la diferencia entre ciertos colores.

Aunque mucha gente usa comúnmente el término «daltonismo» para esta afección, el verdadero daltonismo —en el que todo se ve en tonos de blanco y negro— es raro.
El daltonismo suele ser heredado. Los hombres son más propensos a nacer con daltonismo. La mayoría de las personas con daltonismo no puede distinguir entre ciertos tonos de rojo y verde. Menos comúnmente, las personas con daltonismo no pueden distinguir entre los tonos de azul y amarillo.
Ciertas enfermedades oculares y algunos medicamentos también pueden causar daltonismo.

Síntomas
daltonismo
Puede ser que tengas una deficiencia en la visión de color y no lo sepas. Algunas personas descubren que ellos o sus hijos tienen la afección cuando causa confusión; como, por ejemplo, cuando tienen problemas para diferenciar los colores en un semáforo o interpretar materiales didácticos codificados por colores.
Las personas afectadas por el daltonismo pueden no ser capaces de distinguir:
Distintos tonos de rojo y verde – Distintos tonos de azul y amarillo – Cualquier color
La deficiencia cromática más común es una discapacidad de ver algunos tonos de rojo y verde. Con frecuencia, una persona que tiene una deficiencia con los tonos rojo y verde o azul y amarillo puede percibir ambos colores en cierta medida. Los defectos pueden ser leves, moderados o graves.
Causas

Ver los colores a través del espectro de luz es un proceso complejo que comienza con la capacidad de los ojos para responder a las diferentes longitudes de onda de la luz.
La luz, que contiene todas las longitudes de onda de color, entra en el ojo a través de la córnea, y pasa por el cristalino y el tejido transparente y gelatinoso del ojo (humor vítreo) para llegar las células sensibles a las longitudes de onda (conos) que están en la parte posterior del ojo, en la zona macular de la retina. Los conos son sensibles a las longitudes de onda de luz cortas (azul), medias (verde) o largas (rojo). Las sustancias químicas en los conos desencadenan una reacción y envían la información de la longitud de onda a través del nervio óptico a tu cerebro.
Si tus ojos son normales, percibes el color. Pero si tus conos carecen de una o más sustancias químicas sensibles a la longitud de onda, no podrás distinguir los colores rojo, verde o azul.

daltonismo
El daltonismo tiene varias causas:
Trastorno heredado – Enfermedades – Ciertos medicamentos – Envejecer – Sustancias químicas
Diagnóstico
daltonismo
Si tienes dificultades para ver determinados colores, el oftalmólogo puede realizar pruebas para determinar si tienes una visión cromática deficiente. Es probable que te hagan un examen ocular y te muestren imágenes especialmente diseñadas de puntos de colores que esconden números o formas de un color diferente.
Si tienes una visión cromática deficiente, te será difícil o imposible ver ciertos patrones en los puntos.
Tratamiento

No hay tratamientos para la mayoría de los tipos de dificultades para la visión de colores, a menos que el problema de la visión de colores esté relacionado con el uso de ciertos medicamentos o con afecciones oculares. Interrumpir la administración del medicamento que causa el problema de la visión o tratar la enfermedad ocular subyacente puede mejorar la visión de los colores.
Usar un filtro de color sobre los anteojos o un lente de contacto de color puede mejorar su percepción del contraste entre los colores confusos. Pero tales lentes no mejorarán tu capacidad para ver todos los colores.

Estilo de vida
daltonismo
Prueba los siguientes consejos que te ayudarán a sobrellevar tu daltonismo.
Memorizar el orden de objetos coloreados – Marca los objetos coloreados que deseas combinar con otros objetos – Usar la tecnología
Consultar a un médico

Si sospechas que tienes problemas para distinguir ciertos colores o que tu visión de color cambia, pedir una cita con un médico especialista en trastornos oculares (oftalmólogo u optometrista). Es importante que los niños realicen exámenes oculares exhaustivos, incluida una prueba de visión cromática, antes de comenzar la escuela.
No hay cura para las deficiencias de color heredadas, pero si la causa es una enfermedad o una enfermedad ocular, el tratamiento puede mejorar la visión del color.